Los 10 monumentos que no debes perderte en tu visita a Madrid

Con el objetivo de facilitar tus vacaciones en Madrid, resulta muy útil que recorras sitios web especializados en cuestiones turísticas y planifiques qué es lo que deseas ver mientras pases tu tiempo en un agradable apartamento de alquiler en Madrid. ¿Quieres ver museos, recorrer tiendas, salir a descubrir los impresionantes paisajes que rodean a la capital española? Sin importar cuál sea tu respuesta a esa pregunta, es indudable que pasarás al menos una o dos tardes admirando los monumentos arquitectónicos y escultóricos que definen el paisaje urbano de Madrid. Así que para que amplíes las alternativas que ya tengas planificadas, te ofrecemos un breve listado con la descripción de los que, desde nuestro punto de vista, son los monumentos que no puedes dejar de ver en tu visita a Madrid.

 

 1.       El Palacio Real de Madrid

El Palacio Real de Madrid no es en la actualidad la residencia oficial de Su Majestad, el Rey de España. La familia real habita en el Palacio de la Zarzuela que se localiza a las afueras de Madrid, sin embargo, el Palacio Real sigue siendo la sede de las fiestas y ceremonias oficiales. Es común llamarlo Palacio de Oriente, una confusión debida a la cercanía de la Plaza de Oriente, localizada en el lado este del Palacio. Se trata de una edificación muy antigua, cuya historia se remonta al siglo IX, en que una fortificación fue edificada por el Califa de Toledo, y posteriormente, en el siglo XVI, los reyes de Castilla construirían un Alcázar en su sitio. Cuando el Alcázar se destruyó debido a un incendio en el año 1734, el rey Felipe V tomó la decisión de edificar un castillo digno de la dinastía borbónica. Esta larga historia se refleja tanto en el exterior como en el interior, puesto que su decoración es exquisita, hecho que hace que el Palacio Real de Madrid sea considerado como uno de los más finos y bellos palacios de Europa. Para los turistas que visitan Madrid es un monumento que no se pueden perder, y es posible pasar hasta una hora admirando su arquitectura antes incluso de empezar un tour propiamente dicho por el interior del palacio. Dentro, cada habitación tiene su propia historia. Son particularmente espectaculares la Sala del Trono y la Real Armería son sitios que muestran la historia de lugar. En la Armería puede apreciarse la historia de las armas de fuego desde el siglo XV, con pistolas cortas, largas e incluso cañones. Para visitar el Palacio Real de Madrid es recomendable adquirir las entradas con anticipación, para aprovechar adecuadamente el tiempo que se tenga pensado dedicar a recorrer este increíble monumento.

10-monumentos-madrid01

Sitio web oficial del Palacio Real de Madrid: útil para verificar horarios, recorridos y precios.
http://www.patrimonionacional.es/real-sitio/palacios/6039

 2.       La Puerta del Sol

La Puerta del Sol es, si cabe, uno de los grandes emblemas madrileños. Su larga historia que se remonta al siglo XVIII le da sentido a su designación como kilómetro cero de la capital y de toda España, es decir, el punto donde nacen y convergen todos los caminos. Ha sido el escenario de grandes eventos históricos, como por ejemplo, el inicio de la rebelión en contra de la invasión napoleónica el 2 de mayo de 1808 y la proclamación de la Segunda República en 1931. Más cerca en el tiempo, en 1997, un millón de madrileños se manifestaron ahí para protestar en contra de la violencia y el terrorismo. La Puerta del Sol se conforma con una plaza ovalada rodeada de históricas edificaciones del siglo XVIII. En el centro de la plaza es posible admirar la famosa estatua “El Oso y el Madroño”, símbolos de la ciudad de Madrid. Es el sitio de encuentro y punto de reunión tradicional para todos los madrileños y el lugar donde por costumbre e historia se recibe siempre el año nuevo con grandes festejos.

10-monumentos-madrid02

Sitio oficial de Turismo en Madrid dedicado a la Puerta del Sol
http://www.esmadrid.com/informacion-turistica/puerta-del-sol/

 

3.       El Templo de Debod

El Egipto Antiguo ubicado en el corazón de la capital española. El Templo de Debod constituye una oportunidad increíble de transportarse en el tiempo y el espacio y aprovechar la presencia de un increíble y auténtico monumento egipcio en plena España. Este monumento, cuya historia se remonta 2000 años en el tiempo, es un sitio en el que los propios faraones caminaron para hacer ofrendas a sus dioses. Visitar el Templo de Debod ofrece diversas oportunidades, entre ellas, la de admirar la ciudad desde el mirador de los jardines, gracias a su ubicación en la Montaña del Príncipe Pío, desde el que se puede admirar gran parte del paisaje urbano madrileño, visitar otros sitios excepcionales cercanos y por supuesto, recorrer las míticas rocas que fueron transportadas en el año de 1970 a España, pero que anteriormente estaban ubicadas cerca del río Nilo. De acuerdo a los testimonios históricos, el santuario fue construido como una capilla en honor al dios-sol Amón. Así que, qué mejor forma de contemplar un increíble atardecer madrileño que desde este antiquísimo templo egipcio.

10-monumentos-madrid03

Sitio oficial dedicado al Templo de Debod
http://templodedebod.memoriademadrid.es/

 

4.       La Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá es un símbolo de Madrid, y es un monumento digno de admirarse gracias a su hermosa y fluida arquitectura neoclásica. Su ubicación céntrica y próxima al Parque El Retiro, además de todos los ornamentos que la embellecen, hacen de este famoso pórtico triunfal un punto que todo turista debe atravesar en su visita a la capital española.

10-monumentos-madrid04

 

Información turística respecto a la Puerta de Alcalá
http://www.esmadrid.com/informacion-turistica/puerta-de-alcala/

 

5.       Plaza de la Villa

Si hablamos de hermosas plazas, Madrid es sin duda una de las ciudades más afortunadas a ese respecto.  Entre éstas, la Plaza de la Villa es una de las más hermosas. Se encuentra delimitada por edificaciones que ejemplifican el barroco español del siglo XVII, mismo que podemos reconocer gracias a su uso de ladrillos, rocas y hierro. Por un lado se encuentra el antiguo Ayuntamiento, un exuberante edificio barroco de estilo Habsburgo; por otro, la Casa de los Lujanes, con su mítica torre de ladrillo en la que se dice que el rey Francisco I de Francia fue capturado en el siglo XVI. Finalmente, en otro de los costados se encuentra la Casa de Cisneros, cuyos detalles renacentistas son un auténtico placer visual. Para rematar esta visita que nos transporta al pasado medieval madrileño, vale la pena admirar el Monumento al Marino Álvaro de Bazán, ubicada enfrente de la Casa de Cisneros.

10-monumentos-madrid05

La increíble Casa de los Lujanes
http://www.esmadrid.com/informacion-turistica/torre-y-casa-de-los-lujanes/#

 

6.       Monasterio de las Descalzas Reales

Imposible hacer un listado de los monumentos de Madrid sin pasar por algún monumento sacro o religioso. En este caso, hablaremos del Monasterio de las Descalzas Reales.  Este monasterio data del año 1559. En un principio habitado por mujeres de la alta aristocracia, se fue llenando a través de los siglos de tesoros tales como joyas, pinturas y reliquias religiosas. Gracias a estos tesoros, el convento era muy rico, sin embargo, para mediados del siglo XX, sus habitantes eran mujeres muy pobres. A pesar de las riquezas contenidas en el convento, las monjas tenían prohibido beneficiarse de estos tesoros. El Estado Español intervino y gracias a ello, el convento se abrió como museo desde la década de los sesenta. Este misterioso espacio aún es habitado por monjas descalzas y silenciosas, pero es posible admirar reliquias que contienen trozos de la Santa Cruz y de huesos de San Sebastián. Así mismo, es posible admirar obras pictóricas de distintos artistas, además de la tapicería inspirada en dibujos de Rubens. Un monumento a la vez sacro y estético que bien merece una visita completa.

10-monumentos-madrid06

Información turística del Monasterio de las Descalzas Reales
http://www.patrimonionacional.es/real-sitio/monasterios/6095

 

7.       Banco de España

Un increíble monumento, ejemplo de la arquitectura española decimonónica, es sin duda el edificio del Banco de España. Esta construcción es un edificio representativo que ha sido agrandado en diversas ocasiones. Se caracteriza por un estilo afrancesado, sobre todo visible en su fachada, pero sus sucesivas restauraciones (1884, 1891, 2003, 2006) le han dado un aire monumental, y a pesar de que sólo puede ser admirado en su exterior, es posible deleitarse con los elementos de mármol de Carrara y sus vitrales, además de los adornos que discretamente hacen referencia a Mercurio, el Dios del Comercio.

10-monumentos-madrid07

La sede del Banco de España
http://www.bde.es/bde/es/Home/Videos/Visita_virtual__89c260c2da0a741.html

 

8.       Las Cuatro Torres

No todo son monumentos antiguos cuando se trata de explorar el paisaje urbano y los monumentos madrileños. También tenemos impresionantes obras de la arquitectura moderna, por ejemplo, el complejo denominado coloquialmente Las Cuatro Torres de Madrid. Este conjunto representa el costado moderno y futurista de Madrid. Su construcción se inició en el año 2004 y fueron inauguradas entre 2004 y 2009, alcanzando su mayor capacidad de ocupación hasta el año 2010. Ese mismo emplazamiento estuvo ocupado por la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, y hoy en día además de las cuatro impresionantes construcciones, se pueden disfrutar diferentes jardines y áreas verdes. Especificando las características de cada Torre, éstas son:

  1. La Torre Sacyr es obra del único arquitecto español involucrado en el proyecto, Carlos Rubio Carbajal. Tiene 236 metros de alto y es un edificio que cuenta con diversos usos. Su estructura destaca por su brillante negrura y su forma cilíndrica. Tiene 53 pisos, 17 de los cuales se utilizan como oficinas y las dos terceras partes que se encuentran más cerca de la planta baja son ocupadas por el Hotel Eurostars Madrid Tower.
  2. La Torre Espacio fue diseñada por Pei Cobb Freed, y cuenta con un diseño futurista con curvas geométricas y una segmentación radial. Tiene 230 metros de altura y 57 pisos, todos ellos dedicados a oficinas de empresas de gran talla y embajadas.
  3. La Torre Caja Madrid, que tiene una altura de 250 metros, lo que la hace el edificio más alto de España. Su fachada parece de alguna forma fabricada con bloques de Lego y ello la hace única y especial. Fue diseñada por Foster&Partners, con un arco rectangular y una estructura altamente eficiente en cuestiones energéticas. Gracias a su ubicación desde sus ventanas se pueden apreciar impresionantes paisajes de la Sierra de Guadarrama.
  4. La Torre de Cristal, construida por el renombrado arquitecto César Pelli, tiene 249 metros de alto y 52 pisos, además de una hermosa forma de obelisco retorcido. Tanto su forma como su brillante exterior le dan un aura especial, pues parece una larga escultura de diamante que brilla contra el cielo. Cuenta con el jardín vertical más grande de Europa, y una construcción enfocada también hacia la eficiencia energética.

10-monumentos-madrid08

Blog oficial de Las Cuatro Torres de Madrid
http://www.torresmadrid.com/blog/

 

9.       La Estatua Ecuestre de Felipe IV

Como ya habíamos comentado, en Madrid hay numerosas y encantadoras plazas que son el deleite de cualquier amante de los monumentos y el paisaje urbano. En una de estas plazas, la “Plaza Oriente” (que curiosamente no se encuentra al lado este de la ciudad, sino al contrario), ubicada frente al Palacio Real, encontramos un monumento escultórico de esos que definen a Madrid, casi tanto como la famosa estatua de Cibeles, donde los aficionados de la selección española de futbol festejan los triunfos de su equipo. Estamos hablando de la Estatua Ecuestre de Felipe IV. Lo que hace especial a esta escultura es que el artista italiano Pietro Tacca, el encargado de realizarla, lo hizo haciendo eco del retrato que del monarca había realizado Diego Velázquez, y el cual puede ser admirado en el Museo del Prado. La intención del rey Felipe IV al encargar semejante obra, fue superar a la escultura semejante realizada con la efigie de su padre. Una competencia de grandeza que lo que consiguió fue embellecer Madrid.

10-monumentos-madrid09Más información sobre esta estatua ecuestre en el blog “Arte e Iconografía”
http://www.arteiconografia.com/2013/06/la-estatua-ecuestre-de-felipe-iv.html

10.   Esculturas de Fernando Botero

Nuevamente demostrando el carácter cosmopolita de la ciudad de Madrid, hemos decidido cerrar este conteo de monumentos con las esculturas del famoso artista colombiano Fernando Botero.  Después de su exposición de 1994 en parte del Paseo de la Castellana, la ciudad de Madrid decidió conservar algunas de las piezas expuestas por el renombrado escultor. Estos trabajos son “La Mano”, ubicada en el centro de la Castellana, la “Mujer con espejo” en la Calle Génova y el “Hombre en una Mula” ubicado en la Plaza Colón.  Estas esculturas, con el tradicional y majestuoso volumen que Botero otorga a sus obras, engalanan Madrid junto con tantos otros monumentos. La verdad es que es imposible limitar el conteo a solo diez, puesto que es una ciudad que brilla gracias a su paisaje urbano y a las obras de arquitectos y escultores que la han embellecido a lo largo de los siglos.

10-monumentos-madrid10

La Mujer con Espejo de Botero, una reconocida escultura al aire libre que engalana Madrid
http://www.abc.es/local-madrid/20130522/abci-diez-esculturas-madrid-201305201841_1.html

 

 

Turismo: Las Cuatro Fuentes de Madrid

Madrid, como ya te hemos mencionado aquí en el blog de Apartamentos Mayor Centro, es una ciudad que tiene de todo. Es una ciudad que puedes disfrutar tomando distintos tipos de recorridos, enfoques y puntos de vista.

El pasar tus vacaciones en apartamentos de alquiler en Madrid te da una oportunidad única para conocer sitios impresionantes, bellos, sencillos y adorables.

Uno de estos sitios es sin duda el que los madrileños conocen como “Las cuatro fuentes”. Este grupo de pequeñas fuentes es un broche de oro con el que se cierra el Paseo del Prado, ya decorado por las grandes fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno.

Las podemos encontrar en la parte delantera de la entrada al Jardín Botánico. Retomando la alegoría del “broche de oro”, es interesante destacar que en Madrid a estas fuentes también se les asigna el nombre de “4 de oros”, puesto que si las vieras desde arriba, su ubicación tiene la misma disposición que las monedas en esa carta de la baraja española.

Son simplemente fuentes que sirven para embellecer la entrada del jardín, es decir, no poseen simbologías concretas y están ahí simplemente por motivos estéticos.

Sin embargo, no son una adición reciente a este importante corredor turístico madrileño, pues su diseño original es del año 1781, en que fueron creadas por Ventura Rodríguez. Sus diseños fueron aterrizados por Roberto Michel, Alfonso Giraldo Bergaz y Francisco Gutiérrez, a pesar de que lamentablemente se desconoce cuál fue la fuente realizada por cada uno de ellos.

En la parte inferior de las fuentes se observan cuatro leones, representación alegórica de la monarquía español, y están coronadas con una sirena o un tritón que sostiene o es acompañado por un delfín. Los estilos varían, pero la idea principal, permanece.

Es muy interesante que estos motivos de la mitología griega se hayan convertido en algo tan utilizado en la arquitectura tradicional de Madrid, y que en la actualidad formen parte del imaginario con que muchas personas siguen creando una idea respecto a esta maravillosa ciudad.

Estas cuatro fuentes o “fuentecillas” como cariñosamente se les llama, haciendo referencia a su tamaño pequeño en comparación con otras grandes fuentes madrileñas, han pasado a formar parte de celebraciones madrileñas tradicionales como el Carnaval, la fiesta de San Pedro o la noche de San Juan, con lo que observamos la fusión de la arquitectura y la cultura tradicional con el folklore y las costumbres urbanas.

Como puedes ver, este pequeño detalle del paisaje urbano madrileño es uno más de los tesoros que podrás descubrir cuando te encuentres recorriendo las calles de esta gran ciudad gracias a la buena ubicación de los apartamentos de alquiler en Madrid que habrás elegido como alojamiento para tu estancia en la capital española.

El barrio de Chueca de Madrid

Madrid es la ciudad más grande de España y la tercera ciudad más grande de Europa. El área urbana está dividida en 21 distritos que a su vez se dividen en pequeños barrios. Si estás buscando dónde alojarte en Madrid, deberías al menos tener una idea general sobre los distritos y barrios, puesto que cada uno posee algo que lo distingue.

Ello es especialmente importante si vas a pasar algún tiempo en la ciudad, por ejemplo, cuando la visitas por cuestiones de negocios. Por lo tanto, encontrar un alojamiento en Madrid para emepresas implica hacer una buena búsqueda sobre la parte de la ciudad en que piensas quedarte.

Hablemos del barrio de Chueca. Es un barrio muy popular entre la comunidad gay de Madrid. El vecindario es parte del barrio de Justicia, en el distrito Centro de Madrid. La zona fue bautizada en honor a Federico Chueca, un compositor español que falleció a principios del siglo XX, y que es reconocido por ser un gran compositor de zarzuelas, un género tradicional español lírico – dramático que combina textos hablados, cantados y por supuesto, mucho baile.

El barrio se encuentra al norte de la parte vieja de la ciudad, y en él encontrarás muchas tiendas, boutiques y cafés. Al igual que otros barrios del distrito Central, como por ejemplo el barrio de Ópera y el de Antón Martín, son sitios reconocidos por su ambiente bohemio. Entre otras cosas, se pueden encontrar exhibiciones de arte alternativo y diversos festivales, todo ello muy popular entre los visitantes, a los que les gusta mucho pasar su tiempo en los cafés bohemios y galerías. También es un sitio en el que es fácil encontrarse con artistas y escritores contemporáneos, ya que también disfrutan en este ambiente bohemio.

Otro atractivo de esta parte de la ciudad es su popularidad en cuanto a vida nocturna, que es uno de los principales atractivos de Madrid. Hay muchos cafés, bares y clubes nocturnos con una amplia variedad de espectáculos y eventos. Una de las cosas que hace de la vida nocturna de Madrid tan atractiva es que empieza bastante tarde, digamos en torno a la media noche, y dura hasta el amanecer. Así que no te sorprendas si terminas regresando alrededor de las cinco o seis de la mañana de una fiesta.

Chueca es un importante centro para la cultura gay, y existen muchos sitios para la comunidad LGBT, como por ejemplo tiendas, cafés, etc. También fue en este barrio donde se realizó el desfile del Orgullo Gay en el año 2007 y que se ha convertido en uno de los mayores festivales de su tipo en el mundo. Hay otros festivales, conferencias y eventos organizados por esta comunidad. Además, hay muchas tiendas de diseñadores y joyerías exclusivas en esta área.

Así que, además de entre la comunidad gay, esta zona es muy popular entre los turistas, además de entre los ejecutivos que se dan cita en la ciudad, puesto que se encuentra cerca de los sitios más representativos de la ciudad, como la Gran Vía. La cercanía con la Gran Vía, que es en sí misma una gran área para las compras, mantiene a esta zona siempre ocupada y bulliciosa. También hay dos plazas muy populares en el barrio de Chueca que no debes dejar de visitar: la Plaza del Rey y la Plaza Vázquez de Mella.

Visitando el Parque del Retiro en Madrid

Si disfrutas de la naturaleza, pero aun así quieres visitar un espacio grande y urbano, una excelente alternativa es visitar la capital española. Madrid es un destino turístico internacionalmente famoso, sobre todo porque ofrece muchísimas oportunidades para disfrutar el paisaje urbano, salir a comer en prestigiados restaurantes y otras actividades recreativas.

Pero antes de salir a disfrutar de tus vacaciones, deberías asegurarte de dejar tus cosas en un sitio seguro. En cuanto a alojamiento, encontrar apartamentos de alquiler en Madrid no te será difícil, pues puedes encontrar muchos detalles utilizando internet. De esta forma, podrás revisar las distintas opciones comparando tanto los precios como las opciones de comodidad que puedan ofrecerte.

Existen muchos parques en Madrid que puedes visitar. De hecho, se dice que no puedes caminar en esta ciudad por más de quince minutos sin encontrarte un parque o un área verde. Uno de los parques más famosos de Madrid es el Parque del Retiro. Además de ser el parque más famoso y una de las principales atracciones de la ciudad, es una de las más amplias áreas verdes con que cuenta Madrid.

A pesar de que algunas de las partes del parque fueron construidos a finales del siglo XV, la expansión del parque fue realizada en la segunda mitad del siglo XVI, por instrucciones específicas del rey Felipe II. El arquitecto Juan Bautista de Toledo fue, en ese momento, el encargado del diseño del parque.

El siglo XVII le trajo al parque aún más expansiones, además de nuevos arquitectos que aportarían su trabajo a este proyecto. Diversos edificios se añadieron como parte del parque, de los cuales aún existen dos. Éstos son el Casón del Buen Retiro y el Salón de Reinos. A pesar de que los edificios se construyeron posteriormente, el Estanque del Retiro estaba ahí con anterioridad.

El parque se ha convertido en un importante centro de reunión social e inclusive de la vida cortesana en su momento. En el siglo XVIII la influencia del estilo francés era evidente. A finales de ese siglo, se construyó un observatorio astronómico. Durante el siglo XIX se agregaron nuevos árboles para acompañar a los ya existentes y mejorar el paisaje del parque, que perteneció a la familia real española hasta la segunda mitad de ese siglo, en que se transformó en un parque público.

Además del estanque, el parque tiene muchas otras características que lo hacen muy agradable, incluyendo el jardín de rosas La Rosaleda, la Fuente del Ángel Caído, los restos del Palacio del Buen Retiro, etcétera. Una de las más importantes construcciones de este parque es el Palacio Cristal. Esta espléndida construcción, que se llevó a cabo bajo la influencia del Palacio de Cristal en Londres, se ubica a un lado del estanque artificial. En el pasado se le utilizaba para mostrar especies de flora y fauna de distintas partes del mundo, pero hoy en día se ha renovado por completo y se utiliza como un sitio para organizar exhibiciones artísticas. Debido a que es un área pública, el parque se ha utilizado como centro de exhibiciones, muestras de arte, visitas guiadas, conciertos, etc.

Apartamentos Madrid: una oportunidad para disfrutar de increíbles joyas arquitectónicas

Al alquilar apartamentos Madrid estás dándote la oportunidad de recorrer una de las ciudades más bellas de Europa, y para muestra, sólo tienes que hacer un recorrido por sus inusuales e increíbles joyas arquitectónicas.

Empecemos mencionando un edificio de arquitectura sacra: la Iglesia de San Manuel y San Benito. Ésta es una agradable iglesia que se encuentra cruzando el parque del Retiro, en la calle Alcalá. Esta iglesia permite contrastar la belleza de la naturaleza del Parque del Retiro, con un maravilloso diseño y trabajo humano. Fue construida entre los años 1902 y 1910, tiene una bella fachada estilo italiano, y está construida con el clásico diseño en cruz, con una cúpula interna que representa a los cuatro evangelistas. El altar mayor es blanco y es realmente deslumbrante. También podemos encontrar dos criptas en el interior. Es una visita que no tiene desperdicio.

Siguiendo con arquitectura religiosa, podemos visitar la Iglesia del Santísimo Sacramento. Esta es una iglesia decorada con gran riqueza que podemos encontrar sobre la calla Alcalde Sainz de Baranda, cerca de la calle Menéndez Pelayo, en diagonal al frente del parque Retiro. Puede visitarse inclusive de noche, y este tipo de visita, gracias a la iluminación, hará que el diseño arquitectónico moderno en forma triangular, realmente luzca espectacular. No debemos confundir esta parroquia con la Catedral castrense de las Fuerzas Armadas, que también está dedicada al Santísimo Sacramento, y que representa otra muestra arquitectónica que podríamos visitar en Madrid.

Para cambiar un poco, podemos visitar la Casa Árabe, ubicada en la Calle Alcalá número 62. Esta construcción representa un remanso de paz en un mundo agitado. Este hermoso edificio que antes fuera una escuela y ahora alberga una sede de la Agencia Española de Desarrollo Internacional, cuyas metas son fortalecer las relaciones bilaterales entre España y el mundo árabe-musulmán. Cuenta con una librería con textos en árabe y español.

Otro tipo de edificación es el que aloja al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la Avenida de la Ciudad de Barcelona. Lo que resulta impresionante de esta edificación es su fachada y las estatuas en el techo. En la parte trasera se pueden ver los múltiples azulejos decorativos, las columnas, es una muestra de la grandiosa herencia cultural de esta magnífica ciudad.

Si has disfrutado de esta fachada de azulejos, existe otra muestra arquitectónica en la ciudad que muestra una lujosa decoración en este tipo de material: el Palacio de Velázquez. Este edificio construido en 1883, tiene una fachada hermosa, con un trabajo geométrico en azul y blanco. Un edificio cercano a este palacio y ubicado en las proximidades del Parque El Retiro es el Palacio de Cristal, un invernadero de flores exóticas construido en 1887 que también cuenta con un detallado trabajo en azulejos con imágenes de flores, follaje y pequeños animales.

Lo más impresionante es que todas estas construcciones son sólo una muestra de los fantásticos ejemplos de diseños arquitectónicos que pueden disfrutarse al recorrer las calles de Madrid.

El monumento a Felipe IV en Madrid

Madrid es un destino turístico muy popular en cualquier época del año. Su agradable clima templado que dura todo el año es ideal para salir a recorrer la ciudad y disfrutar de su paisaje urbano. Lo que hace a Madrid tan popular es la gran cantidad de sitios culturales y monumentos históricos que hacen visitarla una experiencia tan agradable y que representan la magnífica historia de la ciudad.

Al ser un gran centro urbano, visitado por millones de turistas cada año, hay una gran cantidad de opciones de alojamiento para albergar a los turistas en diferentes partes de la ciudad. No tendrás problema alguno en encontrar apartamentos Madrid para alquiler al utilizar cualquier buscador de internet.

Con tantos monumentos y museos, puedes pasar mucho tiempo admirando el paisaje urbano de Madrid. Uno de los sitios que no deberías omitir es el Monumento a Felipe IV, localizado en la Plaza de Oriente de Madrid, este monumento fue construido en la primera mitad del siglo XIX.

Fue elaborado en honor a la memoria del Rey Felipe IV de España, que estuvo en el trono en el siglo XVII. Se le recuerda principalmente como un gran patrono de las artes. La reina Isabel II fue quien ordenó la construcción del monumento en su reinado decimonónico.

La gran inauguración del monumento se organizó el 17 de noviembre de 1843. A pesar de que el monumento fue ubicado en el centro de la plaza durante su construcción en el siglo XIX, la estatua fue en realidad realizada en el siglo XVII por un artista italiano. Pietro Tacca es el escultor responsable de la estatua de bronce que representa al monarca en su caballo. La influencia del estilo barroco es muy evidente en esta escultura en concreto y también en otros trabajos de este autor.

La Plaza de Oriente tiene una forma rectangular y tiene distintas áreas incluyendo jardines, el monumento a Felipe IV y otras estatuas de reyes españoles.

La apariencia de la plaza ha cambiado a lo largo de los años. Naturalmente, la escultura que hemos descrito ocupa un sitio central, pero originalmente había otras 44 estatuas alrededor, representando a la monarquía española. En 1927 el número de estatuas se redujo a 20. Hoy en día, los jardines están diseñados específicamente para acompañar y hacer lucir a la estatua, siguiendo su estilo barroco y el diseño que se puede apreciar fue creado en el año de 1941. Además del jardín central, hay dos jardines más: los Jardines del cabo Noval, que están compuestos de bananeros y ubicados al norte de la plaza, y los Jardines de Lepanto, localizados en la parte sur.

Al ubicarse en la Plaza de Oriente, el monumento constituye parte del centro histórico de Madrid, que es visitado principalmente por turistas. Además, este monumento se localiza entre dos importantes edificios madrileños: el Palacio Real en el ala oeste y el Teatro Real en la Este. Debido a esta ubicación, es algo que no querrás ni podrás perderte al visitar Madrid. Te recomendamos mucho que lo incluyas en tu visita al recorrer otros importantes sitios cercanos.

La Plaza Mayor de Madrid

La temporada vacacional representa una temporada en que todos buscamos una ubicación perfecta para pasar un par de días lejos de nuestras actividades cotidianas y responsabilidades diarias. Si el destino que has elegido es la capital española, lo primero que deberás hacer es reservar apartamientos para vacaciones en Madrid. Asegúrate de encontrar el alojamiento perfecto para tus vacaciones, y recuerda que hacer reservaciones es necesario, puesto que una ciudad tan turística como Madrid atrae muchísimos visitantes, sobre todo en la temporada estival.

Cuando te decidas a recorrer Madrid a pie, te recomendamos empezar desde la Plaza Mayor. Y ello no sólo porque es una plaza impresionante, un símbolo histórico, sino también porque es uno de los puntos de reunión preferidos. Ubicada cerca de todos los sitios destacados de la capital, esta plaza es un buen punto de arranque para recorrer el paisaje urbano madrileño.

 

La construcción de la plaza empezó durante el reino de Felipe III a finales del siglo XVI, de manos del arquitecto clásico Juan de Herrera. El proyecto con su diseño original fue terminado en el año de 1617 gracias al arquitecto Juan Gómez de Mora. Sin embargo, Juan de Villanueva es el responsable por la apariencia de la plaza que podemos apreciar hoy en día, puesto que fue él quien estuvo a cargo de la gran reconstrucción del año de 1790, después de que la plaza original fuera destruida por incendios.

El nombre original de la plaza era Plaza del Arrabal, pero el nombre ha cambiado con frecuencia a lo largo de la historia. Algunos de sus nombres han sido Plaza de la Constitución, Plaza Real y Plaza de la República, hasta que el nombre de Plaza Mayor fue adoptado al término de la Guerra Civil Española. De la misma forma, el uso de la plaza ha sido diferente a lo largo de los años. Ha albergado numerosos eventos, como corridas de toros, ejecuciones públicas a manos de la Inquisición Española y mercadillos locales. En la actualidad, uno de los eventos principales que se dan cita en esta plaza es la celebración del día de San Isidro, el santo patrono de la ciudad.

Rodeada por edificios de tres pisos, la Plaza Mayor tiene una forma rectangular con balcones orientados hacia la plaza. Las fachadas rojas crean un diseño impresionante, que es una de las razones por las que la plaza es tan popular entre los turistas. Hay nueve entradas que llegan a esta plaza llena de pequeños restaurantes y cafés. Además, tiene una atmósfera perfecta para pasar una tarde bebiendo un delicioso café en uno de esos pequeños y encantadores locales, permitiéndote realmente disfrutar de tus vacaciones. En el punto central de esta plaza se encuentra la estatua de bronce del rey Felipe III, creada por Jean Boulogne y Pietro Tacca, en honor del rey que inició la construcción de la plaza. Existen recorridos con guías de turistas que empiezan desde la Plaza Mayor e incluyen sitios cercanos como la Puerta del Sol, el Teatro Real, la Plaza de Oriente, la Catedral de la Almudena, La Basílica de San Miguel, etcétera. Además de los cafés y restaurantes dentro de la plaza, hay muchísimos más en el área circundante, pues es ésta una de las zonas preferidas de los turistas que eligen pasar sus vacaciones en Madrid.

Catedral de la Almudena – Qué visitar en Madrid

Contar con el alquiler de un departamento Madrid para fines de semana te da muchísimas oportunidades de diversión, descubrimiento y aprendizaje. Para aquellas personas apasionadas del patrimonio arquitectónico y del arte religioso o sacro, en Madrid será infaltable una visita a la Catedral de la Almudena.

Remontándonos en la historia, podemos detectar la importancia de una catedral en la ciudad de Madrid. No mucho tiempo después de que Felipe II ascendiera al trono e hiciera de Madrid la capital de España en 1561, expresó su deseo de tener una catedral para su nueva capital. Sin embargo, en parte debido a las dificultades políticas y al gran poder que ejercía la arquidiócesis de la poderosa ciudad de Toledo, la construcción de dicha obra no empezó por muchos años.

Fue hasta el año de 1868 en que una congregación devota de la Virgen de la Almudena, la santa patrona de la ciudad, recibió la autorización de esa arquidiócesis para construir una iglesia en su honor.

La construcción empezó en el año de 1883, justo un año antes de que Madrid adquiriera el rango de arquidiócesis de manos del Papa Leo XIII. Todo ello se conjuntó para dar lugar a la construcción de una gran catedral en lugar de una sencilla iglesia. El diseño del Marqués de Cubas era de un estilo neo-gótico, grandilocuente y fabuloso, con un diseño básico con la forma de una cruz latina.

A pesar del impulso recibido para la construcción de la catedral, ésta fue lenta y espaciada. Paradójicamente, se la terminó en el periodo bélico interno de la década de los treintas. Posteriormente, en la década de los cuarenta, el estilo neoclásico del Palacio Real demanda modificaciones a la Catedral para adquirir un paisaje urbano más estético y uniforme. Los arquitectos Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro fueron los encargados de diseñar las modificaciones para darle a la catedral un estilo más clásico.

Si contamos que la catedral se declaró terminada en el año de 1993, podemos ver que tomó más de un siglo su construcción, pero que definitivamente valió la pena. El edificio es impresionante, grande y domina sin dudas el paisaje urbano a pesar de estar al lado del hermoso Palacio Real. Dentro, se puede ver una escultura de Nuestra Señora de la Almudena, soberbiamente decorada y ubicada en un altar lujosamente trabajado. Así mismo, es fundamental visitar la cripta, que es sobrecogedora con su bóveda neo romana.

El Teleférico de Madrid

Hay muchas formas de recorrer Madrid, de recorrer sus calles y descubrir sus paisajes, pero lo que hace especial a apreciarlos desde el Teleférico es el punto de vista único que te da de la ciudad. El Teleférico de Madrid ofrece recorridos desde el Paseo del Pintor Rosales hasta la Casa de Campo. Ambos sitios tienen terminales con restaurantes, cafés y estacionamiento para los visitantes.

La compañía Teleférico de Rosales adquirió la propiedad a mediados de los años sesenta para iniciar la construcción. El teleférico fue construido por una empresa suiza y la gran inauguración fue en 1969.

En la actualidad, el sistema cuenta con dos cables y 80 vagones o cabinas, cada una con capacidad para cinco personas. El recorrido entre ambos puntos es de 2.5 kilómetros. De acuerdo al punto del paisaje en el que se ubique,  su altura puede ser hasta de 40 metros. El Teleférico puede aceptar hasta 1200 pasajeros por hora. Se estima que se han realizado cinco millones de viajes desde su apertura, y más de 150 mil personas visitan el Teleférico de Madrid de forma anual.

El viaje se hace a una velocidad de 3.5 metros por segundo, y el teleférico toma aproximadamente once minutos para realizar el trayecto entre ambas estaciones. Este viaje te permite ver la ciudad desde una perspectiva completamente diferente. Al empezar en el Paseo del Pintor Rosales, el trayecto te permite cruzar sobre el Río Manzanares hasta alcanzar el Parque Casa de Campo. En el camino podrás ver también el Parque del Oeste con La Rosaleda, la Catedral de la Almudena, la torre Torrespaña, el Palacio Real y muchos otros sitios destacados del paisaje madrileño.

También podrás ver los barrios que rodean la ruta, con muchas construcciones residenciales. Puesto que a la mayoría de los turistas les gusta quedarse cerca del centro de la ciudad y de los sitios importantes que se pueden recorrer, hay muchos apartamentos para alquilar en Madrid en estos barrios. Además, tanto el punto de inicio como el final del recorrido están equipados con instalaciones como restaurantes y cafés, además de la increíble vista desde la propia torre. La terraza del Restaurante Teleférico, ubicado en el piso superior de la Estación Casa de Campo es particularmente destacable, pues ofrece una vista panorámica de Madrid.

Los horarios dependen de la estación del año, y en verano es la temporada en que el Teleférico está abierto por más tiempo. Durante julio, agosto y hasta mediados de septiembre, el Teleférico está abierto diariamente de 11 am a 9 pm. En general la hora de apertura es de 11-12 en la mañana todo el año, pero las horas de funcionamiento son menos en invierno. En ocasiones excepcionales el Teleférico puede estar cerrado a los visitantes, así que revisa los horarios online antes de llegar hasta ahí. Además de los viajes, el Teleférico también organiza eventos para niños como parte de los viajes escolares, y además, los restaurantes en ambas estaciones ofrecen la posibilidad de hacer celebraciones y eventos diversos, incluyendo eventos ejecutivos.

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

En Madrid hay muchísimas cosas por hacer. Divertirte, aprender, recorrer, descubrir. Con tan solo reservar apartamentos en Madrid estás abriendo la puerta a una temporada increíble en una de las ciudades más cosmopolitas de Europa.

Una de las cosas que distingue a esta ciudad es la increíble densidad de museos, galerías y sitios artísticos que hay para visitar. Sin duda alguna, el Centro de Arte Reina Sofía merece una mención de honor en este surtido listado.

El edificio que alberga a este museo nacional posee una larga historia. En 1566, el rey Felipe II ordenó que todos los hospitales de la ciudad se unificaran en una sola edificación, y este espacio pasó a llamarse “Hospital General”. Hacia finales del siglo XVIII, sin embargo, la necesidad de un hospital más grande era innegable.

Entre 1776 y 1781, se construyó el nuevo edificio con planos del arquitecto Francisco Sabatini, bajo las órdenes del rey Carlos III.

Desde esa época, se han hecho numerosas adiciones y renovaciones, y el hospital original apenas si escapó de ser demolido en diversas ocasiones, pues muchos lo consideraban viejo y poco atractivo. Sin embargo, en 1977, el edificio se declaró un monumento histórico nacional.

Después de ello, empezó la transformación del edificio en un museo. El arquitecto Antonio Fernández Alba diseñó su renovación cerca del año 1980, y casi diez años después José Luis Íñiguez de Onzoño y Antonio Vázquez de Castro se hicieron cargo de darle los toques finales. Gracias a los ascensores de vidrio y acero, el edificio se siente a la vez clásico, moderno e intemporal.

En esos años, el edificio sólo albergaba exposiciones temporales, pero más adelante por decreto real, se le designó como museo nacional y pasó a reemplazar al Museo Español de Arte Contemporáneo.

En la actualidad este museo es un prestigiado museo de arte moderno a escala nacional e internacional, puesto que alberga una impresionante colección de obras del siglo XX, incluyendo obras de prestigiados artistas españoles como Miró, Dalí y Picasso. De hecho, una de las obras más famosas de este último pintor está ubicada aquí: hablamos del Guernica.

De tal forma que cuando estés en Madrid, recuerda anotar a tu lista de lugares que no puedes perderte este increíble museo y no pierdas la oportunidad de recorrer sus salas, visitar su increíble acervo biblio-hemerográfico y deleitarte con su arquitectura. Recuerda que sin importar el motivo que esté tras tu visita a la capital española, sería imperdonable que no te des una escapada para visitar tanto este museo como otras de las joyas arquitectónicas y artísticas que la ciudad tiene para ofrecer.