Turismo natural cerca de Madrid: la Sierra de Guadarrama

Una de las mejores alternativas que tenemos al visitar España es hacer de Madrid nuestro punto de partida para disfrutar de sus alrededores y no sólo de su maravilloso paisaje urbano y todo lo que esta gran urbe tiene para ofrecer. Gracias a su avanzado sistema de carreteras y de transporte público (sobre todo trenes), el alquilar apartamento Madrid nos permite conocer otras áreas cercanas, siempre pudiendo regresar a al apartamento que hemos alquilado para descansar de una intensa jornada turística.

Tan sólo como ejemplo para las personas que se apasionan por el turismo ecológico o de aventura, tenemos, a tan sólo 56 kilómetro de Madrid, el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Este parque, ubicado en la Sierra que divide, por decirlo de alguna forma, la parte sur y norte de España, se encuentra muy bien comunicado con la ciudad. Para acceder a él se puede llegar, si hemos rentado un automóvil, tomando la autopista A-6, y de ahí el desvío por la M-601 justo en la salida 39. Además, como alternativa se puede tomar la M-607(Colmenar Viejo), desde la Plaza Castillo, en Madrid, hasta el desvío por la M-614, pasando por Navacerrada.

Si no contamos con vehículo propio o alquilado, se puede tomar el tren, utilizando el que va de Madrid a Atocha, Recoletos, Nuevos Ministerios y Chamartín. Otra opción es tomar el autobús, ya sea utilizando la línea 684 desde el intercambiador de Moncloa, o la línea 685 que va a Majadahonda y Navacerrada vía Cercedilla.

Este parque nacional es la “frontera” entre Madrid y Segovia, y cuenta con picos de hasta 2000 metros. En él, podemos también encontrar una gran cantidad de pequeños poblados, sitios históricos y una riqueza natural inigualable. Es el entorno ideal para los amantes del ciclismo de montaña, puesto que tiene cientos de pequeños senderos y una gran variedad de terrenos, desde arenosos hasta lodosos, de rocosos a ubicados al lado de corrientes de agua. El recorrer este parque en bicicleta o haciendo una serie de caminatas, ofrece la oportunidad de ver paisajes impresionantes de los valles, picos y cascadas, los bosques mediterráneos, pequeños castillos y monasterios, así como sitios históricos de la Guerra Civil Española, mientras que a lo lejos, pueden entreverse los rascacielos de la capital.

El lugar tiene una historia que se remota a aún antes de la llegada de los romanos (cuya huella aún puede observarse en los vestigios de una Vía Romana), y además, está rodeado de mitos y leyendas. Es sólo otro ejemplo de las maravillas que ofrecen Madrid y sus alrededores y que pueden ser disfrutadas si se elige alquilar un apartamento en Madrid para vacaciones.

Madrid de noche

Ya te hemos hablado de las excelentes opciones lúdicas, culturales y gastronómicas que el alquiler apartamento Madrid te ofrece durante el día. Pero Madrid también vive de noche. La vida nocturna de esta ciudad es bulliciosa y en cierta forma, interminable. La vida nocturna de Madrid tiene algo para cada persona, sin importar sus preferencias, edad o nacionalidad. Inclusive hay muchos restaurantes, cafeterías y bares que aceptan niños hasta tarde. Claro que no es una excelente idea llevar a tus hijos a un bar, pero si eres soltero, o tienes la oportunidad de recorrer con tu pareja a solas la noche madrileña, es una experiencia que no olvidarás.

¿Estás buscando una noche glamorosa?

Puedes intentar beber un Martini en el elegante bar El Cock, o quizá beber cocktailes en el Museo Chicote, considerado por muchos el mejor bar de España, y si buscas algo más moderno, visita la Reina Bruja, con su ambiente completamente iluminado por luces LED.

Como ya podrás intuir con esas tres primeras recomendaciones, es que si hay algo que enriquece y hace tan fascinante a la vida nocturna en Madrid es su variedad, diversidad y energía. Por ejemplo, continuando con bares llenos de estilo y elegancia, también puedes dirigirte al 4 Bajo Cero o al Ramses, ambos en el Barrio de Salamanca. Pero si lo tuyo es algo más étnico y sencillo, para ir con los amigos sin arreglarte demasiado, prueba ir a La Lupe; o si estás buscando un lugar para escuchar buena música rock, intenta ir al Malasaña.

También hay muy buenas opciones si estás buscando disfrutar de un buen DJ en vivo, y bebidas excelentemente preparadas. En ese caso la recomendación es el Bar Camp, donde incluso podrás disfrutar de la proyección de interesantes cortometrajes.

Siempre ha sido un indicio del “éxito” de algún bar en Madrid el tener una buena terraza, y lo es más aún en la actualidad, puesto que representa un espacio para fumar, puesto que ello ya no puede hacerse en espacios cerrados. Un buen ejemplo de un restaurante bar con una terraza estupenda es La Cocina de San Antón, que además te ofrece una vista nocturna excelente del paisaje urbano madrileño.

En cuanto a clubs, hay tantos que es difícil es escoger. Los grandes como el Goa, el Pacha, el Macumba y el Fabrik son un activo constante de la noche madrileña, pero hay otros más modernos que se están haciendo un lugar importante en el espectro de la diversión nocturna madrileña como el Charada.

También hay que decir que no todo en la vida nocturna de Madrid son bares y clubs. Una buena caminata nocturna por el Parque Retiro y el río Manzanares, seguidas de una noche de tapas o de una película en proyección nocturna, como por ejemplo en el Cine Ideal, son ideas excelentes. Y siempre será la culminación ideal a una noche en Madrid el finalizarla con chocolate y churros.

Una visita a la Biblioteca Nacional de Madrid

Sin duda existen muchas alternativas cuando te encuentras de visita en la capital española y has elegido un apartamento alquiler Madrid. Puedes hacer de tu visita un tour gastronómico, ir de compras, hacer un circuito de museos…la ciudad ofrece muchísimas opciones. Una de éstas es visitar la Biblioteca Nacional, que se encuentra en un maravilloso edificio neoclásico en uno de los costados de la Plaza de Colón. La biblioteca comparte de alguna forma su techo con el Museo Nacional de Arqueología.

Tan sólo visitar la edificación y conocer su historia es suficiente para que el paseo sea espectacular, pero hay más en esta biblioteca que arquitectura. La biblioteca fue fundada en el año 1712 por el rey Felipe V, siendo en esa época la “Biblioteca Pública de Palacio“. Desde poco después, se publicó una legislación que hacía obligatorio a todo libro publicado en España enviar una copia impresa a esta biblioteca. Fue en el año de 1836 cuando la biblioteca cambió su nombre al que tiene en la actualidad.

Ya comentábamos lo hermosa que es la arquitectura de este complejo. Desde la fachada se pueden admirar tres arcos y una puerta labrada en metal. En el exterior del edificio también se pueden encontrar obras escultóricas muy representativas, como las de Alfonso X y San Isidoro, o las esculturas realizadas por Agustín Querol, que representan el triunfo de las ciencias y las artes. La propia escalera de acceso es un sitio preferido por los turistas para tomar fotografías. Y a pesar de que se pueden encontrar otras obras de arte para admirar dentro de las instalaciones de la biblioteca, lo que más distingue a su labor actual es la búsqueda y resguardo de la historia impresa de España.

Las salas con las que cuenta la Biblioteca Nacional, son:

  1. Sala General: con trabajos monográficos, enciclopedias, diccionarios, catálogos y directorios.
  2. Sala Cervantes: con ejemplares antiguos y originales. Esta sala es un auténtico deleite para los enamorados de los libros.
  3. Sala Barbieri: es la musiteca, pues se pueden encontrar patituras, grabaciones y recursos audiovisuales.
  4. Sala Goya: todo material visual se encuentra aquí.
  5. Sala de Prensa y Revistas: con todas las revistas, periódicos, gacetas oficiales y recursos en línea respecto a publicaciones españolas e internacionales.

De forma que, ya seas un amante de los libros y puedas pasar horas revisando el acervo impresionante de esta institución, o si sólo te detengas el tiempo suficiente para admirar la belleza del propio edificio en que se encuentra la biblioteca y lo más importante de su acervo histórico, una visita a la Biblioteca Nacional será uno de los detalles inolvidables de tu visita a Madrid, constituyendo un ejemplo más de la amplia variedad de actividades que pueden poblar el tiempo que hayas decidido pasar en esta sorprendente ciudad.

Ideas originales para aprovechar tu alquiler de apartamentos en Madrid para vacaciones

Hay muchas formas en que puedes recorrer Madrid. Sin duda un comienzo ideal es elegir apartamentos en Madrid para vacaciones. Con cómodas instalaciones y terrazas que te permitan disfrutar de la ciudad, tanto al amanecer como al anochecer. Pero ¿cuál es la mejor forma para disfrutar lo más que se pueda tu estancia en esta ciudad? Respuestas a esta pregunta hay tantas como personas que habitan o han visitado Madrid. Aquí te proponemos una que quizá no es la más convencional, pero que sin duda representa una forma excelente de sacarle el máximo provecho a tu estancia en apartamentos en Madrid para vacaciones.

La invitación de hoy es recorrer las instalaciones del “Matadero”. Este lugar, que antes era, como lo indica su nombre, un rastro o un espacio dedicado a matar animales para el consumo de su carne, se ha convertido en un faro cultural de vanguardia en esta ciudad, que nunca se queda atrás en cuanto al arte se refiere.

A pesar de que aún podemos “sentir” la sangre en el ambiente, las paredes ahora están cubiertas de graffiti, y toda la construcción de estilo neo-morisco está rejuvenecida con la idea de convertirse en un complejo cultural moderno e innovador. La historia de esta edificación es amplia y cambiante. Pasó de ser un matadero a ser un edificio abandonado, hogar de personas que viven en la calle, a ser el estandarte del arte contemporáneo, el teatro, el cine y en general, un caldo de cultivo artístico de alto nivel, que no se queda atrás en referencia a otros sitios europeos de esa categoría. Como en sus distintas galerías y antiguas bodegas alberga áreas dedicadas a las distintas artes: pintura, escultura, música, teatro… que en la actualidad el Matadero ha pasado a ser una especie de laboratorio cultural, donde incluso se experimenta con nuevas formas de financiamiento artístico.

Algo muy interesante es que hay dentro de este espacio teatros públicos y espacios de exhibición para obras y conciertos que presentan performances de vanguardia, obras más convencionales, e incluso en temporadas vacacionales, obras enfocadas al público infantil, para ir involucrando a los pequeños y que desarrollen un gusto por el arte.

Dentro de las instalaciones del Matadero también hay empresas, fundaciones e instituciones privadas que se están involucrando en el patrocinio y financiamiento de las obras de arte que se desarrollan y presentan en este espacio. También podemos encontrar (como no puede faltar en Madrid) un área de comida y un bar donde, cómo no, también ofrecen tapas.

Una última cosa fantástica que no querrás perderte en este lugar, es sin duda la Casa del Lector, una grandísima biblioteca pública donde también se organizan eventos relativos a libros o temáticas.

Si, puedes pasar un día atípico y fantástico en ese lugar, y después salir a recorrer nuevamente la urbe cosmopolita que es Madrid, y sentirte muy afortunado de haber escogido pasar tus vacaciones ahí, enfocando tus baterías en la siguiente maravilla que esta ciudad te tiene preparada