Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

En Madrid hay muchísimas cosas por hacer. Divertirte, aprender, recorrer, descubrir. Con tan solo reservar apartamentos en Madrid estás abriendo la puerta a una temporada increíble en una de las ciudades más cosmopolitas de Europa.

Una de las cosas que distingue a esta ciudad es la increíble densidad de museos, galerías y sitios artísticos que hay para visitar. Sin duda alguna, el Centro de Arte Reina Sofía merece una mención de honor en este surtido listado.

El edificio que alberga a este museo nacional posee una larga historia. En 1566, el rey Felipe II ordenó que todos los hospitales de la ciudad se unificaran en una sola edificación, y este espacio pasó a llamarse “Hospital General”. Hacia finales del siglo XVIII, sin embargo, la necesidad de un hospital más grande era innegable.

Entre 1776 y 1781, se construyó el nuevo edificio con planos del arquitecto Francisco Sabatini, bajo las órdenes del rey Carlos III.

Desde esa época, se han hecho numerosas adiciones y renovaciones, y el hospital original apenas si escapó de ser demolido en diversas ocasiones, pues muchos lo consideraban viejo y poco atractivo. Sin embargo, en 1977, el edificio se declaró un monumento histórico nacional.

Después de ello, empezó la transformación del edificio en un museo. El arquitecto Antonio Fernández Alba diseñó su renovación cerca del año 1980, y casi diez años después José Luis Íñiguez de Onzoño y Antonio Vázquez de Castro se hicieron cargo de darle los toques finales. Gracias a los ascensores de vidrio y acero, el edificio se siente a la vez clásico, moderno e intemporal.

En esos años, el edificio sólo albergaba exposiciones temporales, pero más adelante por decreto real, se le designó como museo nacional y pasó a reemplazar al Museo Español de Arte Contemporáneo.

En la actualidad este museo es un prestigiado museo de arte moderno a escala nacional e internacional, puesto que alberga una impresionante colección de obras del siglo XX, incluyendo obras de prestigiados artistas españoles como Miró, Dalí y Picasso. De hecho, una de las obras más famosas de este último pintor está ubicada aquí: hablamos del Guernica.

De tal forma que cuando estés en Madrid, recuerda anotar a tu lista de lugares que no puedes perderte este increíble museo y no pierdas la oportunidad de recorrer sus salas, visitar su increíble acervo biblio-hemerográfico y deleitarte con su arquitectura. Recuerda que sin importar el motivo que esté tras tu visita a la capital española, sería imperdonable que no te des una escapada para visitar tanto este museo como otras de las joyas arquitectónicas y artísticas que la ciudad tiene para ofrecer.

Visitando el Teatro Real en Madrid

Lo primero que debes hacer al llegar a Madrid es dirigirte al sitio que has elegido como tu alojamiento para dejar tu equipaje y descansar un poco. Encuentra los apartamentos de alquiler en Madrid que ya has reservado y tómate un respiro antes de salir a recorrer la ciudad.

Madrid es un importante centro de cultura, arte e historia, así que hay muchos lugares que deberías visitar en tu visita a la ciudad. En este artículo te recomendamos visitar el Teatro Real en Madrid.

El Teatro Real, al que habitualmente se hace referencia sólo como “El Real”, es un centro o casa de ópera ubicado en esta gran ciudad, y considerado como uno de los mejores en su género en Europa. El Teatro Real fue construido en el año 1850 en la Plaza Isabel II, cerca del Palacio Real, la residencia oficial de la reina. Los dos arquitectos que colaboraron en este proyecto fueron Antonio López Aguado y Custodio Moreno. Originalmente el edificio se construyó como la sede del Conservatorio Real de Madrid, una escuela superior de música, hasta el año 1925, en que fue cerrado debido a los daños que había sufrido durante la construcción del Metro de Madrid.

A pesar de que existieron un gran número de proyectos y propuestas para su restauración, las dificultades financieras impidieron una restauración más inmediata del edificio, que estuvo destinado a permanecer cerrado por un buen tiempo. En el año de 1966 reabrió sus puertas, con el concierto de la Orquesta Nacional Española. Tres años después, el reconocido concurso de canciones Eurovisión se desarrolló en este teatro.

Con la década de los noventa llegó otra renovación del edificio, misma que se concluyó en el año de 1995, dando lugar a su reapertura dos años después. La intención de esta reconstrucción era dotar a la ópera española de un lugar específico. Las primeras óperas que se presentaron en el Teatro Real tras su reapertura fueron “El sombrero de tres picos” y “La vida breve” de Manuel de Falla. Se representan aproximadamente diecisiete óperas anualmente, producidas por el teatro o en colaboración con otras casas de ópera de Europa. Además de la ópera, se presentan recitales de ballet y conciertos a lo largo del año.  La orquesta que toca en el Teatro Real es la Orquesta Sinfónica de Madrid.

Además de estas actuaciones, las cuales se programan con anticipación, hay visitas guiadas a la Casa de la Ópera, lo que representa una excelente oportunidad para que el público vea el interior del edificio, incluyendo el escenario, el auditorio, los talleres y las áreas de ensayo. Las visitas oficiales se realizan diariamente y en diferentes idiomas, con una duración de entre 50 y 90 minutos. Las visitas disponibles incluyen.

  • Visita general – que enfatiza el aspecto arquitectónico del edificio.
  • Visita artística – cuya meta es ilustrar el proceso creativo de una ópera.
  • Visita técnica – en que se aprecian las plataformas móviles, postes, sets y decoración.
  • Visita nocturna – se trata de una visita vespertina que desvela lo que sucede cuando cae el telón.
  • Tur juvenil – diseñado para los más jóvenes y estudiantes, con la finalidad de introducirlos en el proceso técnico y artístico tras la organización de una ópera.

¿Qué distingue a los apartamentos Madrid?

Cuando te decides a pasar una temporada en Madrid, ya sea por vacaciones, negocios o quizá por estudios, empiezas a valorar tus opciones de alojamiento y en base a tus observaciones y análisis, decides decantarte, ya sea por una habitación de hotel, un hostal, una pensión o un apartamento.

En cuanto a esta última alternativa, lo que seguramente has priorizado es tu comodidad. Debido a que si hay algo que distingue y diferencia a los apartamentos Madrid de otras opciones de alojamiento en esta ciudad es precisamente: el alto nivel de confort que pueden llegar a ofrecerte.

Y es que muchas veces, para pasar una temporada breve o un poco más prolongada en otra ciudad, no buscamos ese ambiente un poco controlador que podemos encontrar en un hotel, sino que lo que preferimos es trasladar un poco la sensación de independencia que tenemos en el hogar para que, de esta forma, todas nuestras experiencias en esta nueva ciudad sean disfrutables, agradables y, sin duda, dignas de ser recordadas.

El alquilar un apartamento te permite contar con tu propia cocina, tu propio baño e incluso un salón, lo que te da amplitud y una sensación de libertad que no puedes tener en un hotel.

Así mismo, en general todas las empresas que alquilan apartamentos para estancias cortas y de mediano plazo en Madrid y otras importantes ciudades españolas, te ofrecen una amplia variedad de opciones dependiendo de la cantidad de personas que vayan a estar utilizando el alojamiento, y también de acuerdo a tus preferencias personales. Por ejemplo, te resultará común encontrar apartamentos que tengan una terraza, un balcón, un salón más grande y neveras. Todo está pensado para ofrecerte más opciones encaminadas a las sensaciones de libertad y confort que puedas experimentar mientras estás en esta increíble metrópoli.

Así mismo, otra característica muy interesante que tienen los apartamentos Madrid y que los hace muy especiales, es que diversas empresas que ofrecen esta opción (y Apartamentos Mayor Centro es una de ellas) es que han construido sus instalaciones en edificios clásicos o antiguos, lo cual le da a todos los apartamentos un estilo especial y único, permitiéndote experimentar una auténtica sensación de vivir la historia madrileña en el apartamento que hayas elegido.

Si todo lo anterior no fuera suficiente, un plus que te otorga seleccionar un apartamento para tu estancia en Madrid, es la economía. Si eliges un hotel, para contar con la experiencia sofisticada que un apartamento puede ofrecerte, estarías desembolsando una cantidad mucho mayor. En cambio, para un viaje vacacional, de negocios o estudios en que invites a otras personas que vayan a hacer el mismo viaje y compartan un apartamento, puedes dividir los gastos. Aunado a ello está el hecho de que puedes preparar tus alimentos, economizando en restaurantes y reservando tu presupuesto para una o dos cenas en los mejores restaurantes madrileños.

Visitando el Palacio de Comunicaciones

El Palacio de Comunicaciones es la antigua forma de referirse a un impresionante palacio, que en la actualidad se llama “Palacio de la Cibeles”, y que se ubica en la Plaza de la Cibeles, en Madrid, España. Esta impresionante construcción cuenta no sólo con su grandiosidad, sino con una belleza extraordinaria y unos alrededores que convierten a este palacio en un monumento importante en Madrid. No sólo es un famoso destino turístico, sino que en 1993 fue declarado “Bien de Interés Cultural”.

La Plaza de la Cibeles es una gran plaza construida con un estilo neo clásico y la fuente que le da nombre es el símbolo de este emplazamiento de Madrid. En la época renacentista, en ese mismo sitio había un bosque. La Fuente de la Cibeles, que se encuentra orgullosa en el centro de la plaza, fue construida en un sitio completamente diferente. Realizada en la última parte del siglo XVIII, esta fuente representa a la diosa sentada en su carroza, así como a los dos leones que la jalan. Representa a la diosa Cibeles, una deidad frigia e importante tanto en la mitología griega como en la romana. La fuente fue diseñada por Ventura Rodríguez y fue ubicada en su sitio en el Palacio Buenavista, del que sería trasladado en la segunda mitad del siglo XIX al lugar donde se encuentra hoy: la Plaza de la Cibeles.

Uno de los edificios más representativos de la capital Española es sin duda el Palacio de Comunicaciones, ubicado en esta renombrada plaza. Dicho palacio fue rebautizado en el año 2011, y su nombre actual es Palacio de la Cibeles, pero mucha gente se sigue refiriendo a él con su nombre antiguo. Fue construido en el año 1909 por Antonio Palacios, y por muchos años fue el Palacio Postal de Madrid. Desde el año 2007, el edificio alberga al ayuntamiento de la ciudad.

Para aquellos interesados en la arquitectura, el arte y la historia, una visita al Palacio de Comunicaciones es la opción ideal. Ahí se ubican diversas exhibiciones, sobre todo de colecciones privadas, y desde su parte superior se puede apreciar una magnífica vista de Madrid y su paisaje urbano. La parte interior, por otro lado, está decorada con estatuas y esculturas. Además, ahí se pueden encontrar tiendas con recuerdos y cafeterías para que los turistas se relajen durante su visita. Los bares en la parte superior del palacio son los más populares entre los turistas puesto que ofrecen la oportunidad de tomar una copa a la vez que se disfruta de la vista de la Gran Vía, el Museo del Prado, el Parque del Retiro y otros importantes sitios del paisaje madrileño.

Además del Palacio de Comunicaciones, hay muchos otros sitios destacados, igual de impresionantes, en la parte central de la ciudad, razón por la cual muchos turistas buscan alojamiento justo en esa parte de la ciudad. Este tipo de alojamiento en Madrid, España, proporciona la posibilidad de salir a apreciar el paisaje debido a su cercanía. Además de los sitios mencionados, como monumentos, museos y plazas, el área central de la ciudad está llena de tiendas y boutiques de diseñadores locales e internacionales, así como restaurantes y cafés. Todo ello crea un ambiente perfecto para pasar tus vacaciones en el área urbana de Madrid, experimentando así lo mejor de su cultura y costumbres.

Apartamentos en el Centro de Madrid

La ciudad de Madrid abarca una gran área con 21 distritos y cientos de barrios diferentes. Cada parte de la ciudad tiene sus propias bellezas y beneficios, dependiendo claro está, de tu edad, necesidades y gustos. Sin embargo, en cuanto a los turistas que van a pasar varios días o semanas en la capital española, su elección más frecuente es la zona centro.

Los apartamentos en el centro de Madrid son muy convenientes pues los turistas pueden ubicarse y orientarse con facilidad estando ahí. El primer problema que suelen enfrentar los turistas al llegar a esta ciudad es llegar al apartamento que han rentado. Y sin importar si estés llegando a la ciudad por autobús, avión o tren, una vez que llegues, tu destino será el alojamiento que hayas elegido y reservado. Evidentemente, si tu destino de interés está en el centro de la ciudad, será muy sencillo llegar hasta ahí, pues hay numerosas líneas de metro y autobús que se dirigen al centro de la ciudad.

Al llegar a tu destino y haber encontrado los ideales apartamentos Madrid centro, probablemente estés hambriento y cansado después de tu viaje. La mejor idea en este sentido es visitar un restaurante o un café cercano. Puesto que la zona central de la ciudad tiene una gran infraestructura y considerando que es uno de los principales destinos para las personas que visitan la ciudad, es seguro que encontrarás todo lo que necesites fácil y rápidamente. Hay muchos restaurantes con comida española tradicional, y diversos restaurantes con cocina internacional, por ejemplo, con comida italiana, china, etc. Además, también hay muchas tiendas en esta área.

El distrito central de la ciudad está dividido en 6 barrios, y cada uno está dividido en vecindarios más pequeños. Los barrios del distrito central son:

  • Cortes
  • Embajadores
  • Justicia
  • Malasaña (o Universidad)
  • Palacio
  • Sol

Además de las muchas opciones de alojamiento, restauración y hostelería, los turistas pasan la mayor parte de su tiempo en Madrid debido a que los paisajes y sitios para visitar están ubicados en esta parte de la ciudad, en estos seis barrios. Algunos de los sitios turísticos más importantes de Madrid que puedes visitar en el centro de la ciudad:

  • La Basílica Real de San Francisco el Grande, una impresionante iglesia católica
  • La calle de Ribera de Curtidores, donde ubicamos el mercadillo del Rastro Plaza Mayor
  • El Palacio Real
  • La Puerta del Sol
  • El CaixaForum Madrid (museo y galería)
  • La Calle de Alcalá
  • La Plaza de la Cibeles

Éstos son sólo algunos de los sitios que recomendamos en el centro de la ciudad. Hay que considerar que hay muchísimos otros sitios a visitar en Madrid, así que planifica tu viaje de forma cuidadosa para que puedas disfrutar al máximo. El paisaje urbano brilla con la magnífica arquitectura y cultura que reflejan los años y siglos de historia turbulenta y la presencia de diversos movimientos artísticos.