Turismo: Las Cuatro Fuentes de Madrid

Madrid, como ya te hemos mencionado aquí en el blog de Apartamentos Mayor Centro, es una ciudad que tiene de todo. Es una ciudad que puedes disfrutar tomando distintos tipos de recorridos, enfoques y puntos de vista.

El pasar tus vacaciones en apartamentos de alquiler en Madrid te da una oportunidad única para conocer sitios impresionantes, bellos, sencillos y adorables.

Uno de estos sitios es sin duda el que los madrileños conocen como “Las cuatro fuentes”. Este grupo de pequeñas fuentes es un broche de oro con el que se cierra el Paseo del Prado, ya decorado por las grandes fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno.

Las podemos encontrar en la parte delantera de la entrada al Jardín Botánico. Retomando la alegoría del “broche de oro”, es interesante destacar que en Madrid a estas fuentes también se les asigna el nombre de “4 de oros”, puesto que si las vieras desde arriba, su ubicación tiene la misma disposición que las monedas en esa carta de la baraja española.

Son simplemente fuentes que sirven para embellecer la entrada del jardín, es decir, no poseen simbologías concretas y están ahí simplemente por motivos estéticos.

Sin embargo, no son una adición reciente a este importante corredor turístico madrileño, pues su diseño original es del año 1781, en que fueron creadas por Ventura Rodríguez. Sus diseños fueron aterrizados por Roberto Michel, Alfonso Giraldo Bergaz y Francisco Gutiérrez, a pesar de que lamentablemente se desconoce cuál fue la fuente realizada por cada uno de ellos.

En la parte inferior de las fuentes se observan cuatro leones, representación alegórica de la monarquía español, y están coronadas con una sirena o un tritón que sostiene o es acompañado por un delfín. Los estilos varían, pero la idea principal, permanece.

Es muy interesante que estos motivos de la mitología griega se hayan convertido en algo tan utilizado en la arquitectura tradicional de Madrid, y que en la actualidad formen parte del imaginario con que muchas personas siguen creando una idea respecto a esta maravillosa ciudad.

Estas cuatro fuentes o “fuentecillas” como cariñosamente se les llama, haciendo referencia a su tamaño pequeño en comparación con otras grandes fuentes madrileñas, han pasado a formar parte de celebraciones madrileñas tradicionales como el Carnaval, la fiesta de San Pedro o la noche de San Juan, con lo que observamos la fusión de la arquitectura y la cultura tradicional con el folklore y las costumbres urbanas.

Como puedes ver, este pequeño detalle del paisaje urbano madrileño es uno más de los tesoros que podrás descubrir cuando te encuentres recorriendo las calles de esta gran ciudad gracias a la buena ubicación de los apartamentos de alquiler en Madrid que habrás elegido como alojamiento para tu estancia en la capital española.

El barrio de Chueca de Madrid

Madrid es la ciudad más grande de España y la tercera ciudad más grande de Europa. El área urbana está dividida en 21 distritos que a su vez se dividen en pequeños barrios. Si estás buscando dónde alojarte en Madrid, deberías al menos tener una idea general sobre los distritos y barrios, puesto que cada uno posee algo que lo distingue.

Ello es especialmente importante si vas a pasar algún tiempo en la ciudad, por ejemplo, cuando la visitas por cuestiones de negocios. Por lo tanto, encontrar un alojamiento en Madrid para emepresas implica hacer una buena búsqueda sobre la parte de la ciudad en que piensas quedarte.

Hablemos del barrio de Chueca. Es un barrio muy popular entre la comunidad gay de Madrid. El vecindario es parte del barrio de Justicia, en el distrito Centro de Madrid. La zona fue bautizada en honor a Federico Chueca, un compositor español que falleció a principios del siglo XX, y que es reconocido por ser un gran compositor de zarzuelas, un género tradicional español lírico – dramático que combina textos hablados, cantados y por supuesto, mucho baile.

El barrio se encuentra al norte de la parte vieja de la ciudad, y en él encontrarás muchas tiendas, boutiques y cafés. Al igual que otros barrios del distrito Central, como por ejemplo el barrio de Ópera y el de Antón Martín, son sitios reconocidos por su ambiente bohemio. Entre otras cosas, se pueden encontrar exhibiciones de arte alternativo y diversos festivales, todo ello muy popular entre los visitantes, a los que les gusta mucho pasar su tiempo en los cafés bohemios y galerías. También es un sitio en el que es fácil encontrarse con artistas y escritores contemporáneos, ya que también disfrutan en este ambiente bohemio.

Otro atractivo de esta parte de la ciudad es su popularidad en cuanto a vida nocturna, que es uno de los principales atractivos de Madrid. Hay muchos cafés, bares y clubes nocturnos con una amplia variedad de espectáculos y eventos. Una de las cosas que hace de la vida nocturna de Madrid tan atractiva es que empieza bastante tarde, digamos en torno a la media noche, y dura hasta el amanecer. Así que no te sorprendas si terminas regresando alrededor de las cinco o seis de la mañana de una fiesta.

Chueca es un importante centro para la cultura gay, y existen muchos sitios para la comunidad LGBT, como por ejemplo tiendas, cafés, etc. También fue en este barrio donde se realizó el desfile del Orgullo Gay en el año 2007 y que se ha convertido en uno de los mayores festivales de su tipo en el mundo. Hay otros festivales, conferencias y eventos organizados por esta comunidad. Además, hay muchas tiendas de diseñadores y joyerías exclusivas en esta área.

Así que, además de entre la comunidad gay, esta zona es muy popular entre los turistas, además de entre los ejecutivos que se dan cita en la ciudad, puesto que se encuentra cerca de los sitios más representativos de la ciudad, como la Gran Vía. La cercanía con la Gran Vía, que es en sí misma una gran área para las compras, mantiene a esta zona siempre ocupada y bulliciosa. También hay dos plazas muy populares en el barrio de Chueca que no debes dejar de visitar: la Plaza del Rey y la Plaza Vázquez de Mella.

Visitando el Parque del Retiro en Madrid

Si disfrutas de la naturaleza, pero aun así quieres visitar un espacio grande y urbano, una excelente alternativa es visitar la capital española. Madrid es un destino turístico internacionalmente famoso, sobre todo porque ofrece muchísimas oportunidades para disfrutar el paisaje urbano, salir a comer en prestigiados restaurantes y otras actividades recreativas.

Pero antes de salir a disfrutar de tus vacaciones, deberías asegurarte de dejar tus cosas en un sitio seguro. En cuanto a alojamiento, encontrar apartamentos de alquiler en Madrid no te será difícil, pues puedes encontrar muchos detalles utilizando internet. De esta forma, podrás revisar las distintas opciones comparando tanto los precios como las opciones de comodidad que puedan ofrecerte.

Existen muchos parques en Madrid que puedes visitar. De hecho, se dice que no puedes caminar en esta ciudad por más de quince minutos sin encontrarte un parque o un área verde. Uno de los parques más famosos de Madrid es el Parque del Retiro. Además de ser el parque más famoso y una de las principales atracciones de la ciudad, es una de las más amplias áreas verdes con que cuenta Madrid.

A pesar de que algunas de las partes del parque fueron construidos a finales del siglo XV, la expansión del parque fue realizada en la segunda mitad del siglo XVI, por instrucciones específicas del rey Felipe II. El arquitecto Juan Bautista de Toledo fue, en ese momento, el encargado del diseño del parque.

El siglo XVII le trajo al parque aún más expansiones, además de nuevos arquitectos que aportarían su trabajo a este proyecto. Diversos edificios se añadieron como parte del parque, de los cuales aún existen dos. Éstos son el Casón del Buen Retiro y el Salón de Reinos. A pesar de que los edificios se construyeron posteriormente, el Estanque del Retiro estaba ahí con anterioridad.

El parque se ha convertido en un importante centro de reunión social e inclusive de la vida cortesana en su momento. En el siglo XVIII la influencia del estilo francés era evidente. A finales de ese siglo, se construyó un observatorio astronómico. Durante el siglo XIX se agregaron nuevos árboles para acompañar a los ya existentes y mejorar el paisaje del parque, que perteneció a la familia real española hasta la segunda mitad de ese siglo, en que se transformó en un parque público.

Además del estanque, el parque tiene muchas otras características que lo hacen muy agradable, incluyendo el jardín de rosas La Rosaleda, la Fuente del Ángel Caído, los restos del Palacio del Buen Retiro, etcétera. Una de las más importantes construcciones de este parque es el Palacio Cristal. Esta espléndida construcción, que se llevó a cabo bajo la influencia del Palacio de Cristal en Londres, se ubica a un lado del estanque artificial. En el pasado se le utilizaba para mostrar especies de flora y fauna de distintas partes del mundo, pero hoy en día se ha renovado por completo y se utiliza como un sitio para organizar exhibiciones artísticas. Debido a que es un área pública, el parque se ha utilizado como centro de exhibiciones, muestras de arte, visitas guiadas, conciertos, etc.