Los beneficios de alojarse en un apartamento cerca de la Plaza Mayor

Los viajeros adoran Madrid por ser una destinación que posee al mismo tiempo historia, herencia cultural y la emoción de la vida urbana. Sin importar si su visita fue corta o larga, es un sitio memorable, uno que difícilmente olvidarás. Y puesto que cada viaje es único y cada persona lo experimenta a su propia forma, los recuerdos que guarde de Madrid serán únicos e irrepetibles. Algunos se quedan la imagen de Madrid como una ciudad llena de gente adorable. Otros, con el gusto de las tapas y el exquisito vino, y otros más, jamás olvidarán la ciudad plena de calles encantadoras y obras maestras arquitectónicas tan características del centro histórico madrileño. Uno de esos lugares remarcables para no olvidar, es la Plaza Mayor, la plaza central y principal de esta ciudad.

Benefits-staying-apartment-near-Plaza-Mayor-Madrid

Al organizar un viaje, siempre hay tantas cosas en las cuales pensar. Elegir un alojamiento es una de esas tareas que no podemos omitir al realizar un viaje. Hay muchos sitios para alojarse en Madrid durante una visita a esta ciudad, pero elegir un apartamento cerca de la Plaza Mayor, tiene muchos beneficios. Aquí hay algunos a considerar:

La Plaza Mayor está en el centro de la ciudad

El centro de una ciudad siempre es un imán para los viajeros, sin importar en qué país o ciudad se encuentren. Lo mismo sucede al llegar a Madrid. Al viajar a esta ciudad es algo natural tener muchas ganas de ver todos esos sitios reconocidos y famosos que se pueden admirar en cartas postales y fotos de la ciudad. Es por ello por lo que en tu viaje a Madrid te percatarás que lo mejor es dedicarle tiempo a la Plaza Mayor y todo el distrito céntrico de la ciudad.

La Plaza Mayor es una de las plazas más importantes de la ciudad. Desde su construcción en el siglo XVII, fue pensada para ser la plaza central. La plaza ha cambiado con el tiempo. Fue reconstruida y remodelada. Sin embargo, no ha perdido su importancia en el corazón de los locales y sigue siendo un punto imperdible de la ciudad al visitarla y recorrerla.

Caminar por Madrid te permitirá descubrir distintos sitios y escenarios, pero sin duda te darás cuenta de que pasarás mucho tiempo en el centro de la ciudad. Ello te permite tomarte el tiempo de admirar y disfrutar la atmósfera de esta plaza. Es un sitio sobrecogedor, así que asegúrate de darle a recorrerla el tiempo suficiente.

Un apartamento cerca de la Plaza Mayor es muy útil

Al elegir alojamiento para tu viaje a Madrid, verás que hay muchísimas opciones. Hay distintos tipos de alojamiento, ubicaciones muy variadas dentro y fuera de la ciudad. Las opciones son casi infinitas. Como es un destino turístico muy reconocido y buscado, es normal que haya tantas opciones de alojamiento para los viajeros. Entre todas estas alternativas, lo que distingue a los apartamentos ubicados cerca de la Plaza Mayor es su conveniencia. Ahora veremos porqué son tan convenientes.

Esta ubicación está perfectamente conectada con el aeropuerto, las líneas de autobús y la estación de tren. Ello implica una llegada sencilla y sin sobresaltos. Descender del avión o el autobús y encontrar tu alojamiento de forma práctica y simple no es algo que deba menospreciarse. También el momento de la partida será más sencillo que al alojarse en otros barrios de Madrid. Quizá sólo precises un tipo de transporte, con lo que trasladarse, sobre todo con equipaje o con niños pequeños, se hace más sencillo.

Otra ventaja de esta ubicación céntrica es que existe un servicio especializado de taxi entre el aeropuerto y esta zona de la ciudad, lo cual hace la llegada y la partida, aún más sencillas.

Además, quedarse en un sitio tan bien conectado es conveniente también a lo largo de tu estadía. Es fácil caminar por todo el centro sin necesidad de alquilar un auto o incluso de tomar el transporte público.

Como viajero, estas ventajas no son algo a pasar por alto. Viajar es una fantástica oportunidad de explorar diferentes culturas y paisajes. Es por ello por lo que lo mejor es concentrarte en simplemente recorrer y disfrutar, sin estar obstaculizando tu propio viaje con un alojamiento apartado y de difícil comunicación con los sitios más importantes de la ciudad. Mejor facilitarte la vida con un alojamiento céntrico y cómodo.

Optimizar el uso del tiempo

En el momento en que planeas tu viaje a Madrid, el tiempo quizá no sea lo primero en lo que pienses. Quizá ni siquiera le dediques una reflexión, pero una vez llegando a esta maravillosa ciudad, te percatarás de la importancia que tiene contar con el tiempo para recorrer cada rincón de esta enorme urbe cosmopolita. Sin suficiente tiempo, quizá te quedes sin recorrer algunos sitios icónicos de la ciudad.

A los viajeros que no ponen atención en la ubicación de su alojamiento, esta omisión a veces les cobra caro. A pesar de que el transporte público en Madrid funciona a las mil maravillas, la ciudad es grande, y atravesarla para llegar a los sitios más distintivos de la ciudad, simplemente implica mucho tiempo. Tiempo perdido en el transporte no es lo que buscamos al viajar a un sitio encantador como Madrid.

De ahí que la opción de alojarse en el centro, cerca de la Plaza Mayor, sea una decisión inteligente al planear unas vacaciones fabulosas en Madrid, en las que aproveches cada minuto en actividades divertidas y fascinantes y no encerrado en un taxi o en un autobús.

Un sitio encantador cerca del centro

Además de todas las ventajas de alojarse en un apartamento cerca de la Plaza Mayo, hay otra razón para considerar esta ubicación. Esta plaza tiene algo único y especial. Sus entradas por todas las esquinas, su forma cuadrada, la forma en que aglutina las vías que llegan de distintos rincones de la ciudad. Históricamente, también es parte integral de la vida de la ciudad, así que es casi natural su posición privilegiada en la geografía urbana madrileña.

Es un sitio para conocer amigos, para caminar, para disfrutar un aromático café. Su atmósfera es auténticamente encantadora y de alguna forma, saca a relucir lo mejor de las personas y los lugares.

Madrid puede disfrutarse mejor desde abajo, explorándola a tu forma, descubriendo sus calles estrechas que siempre llevan a un parque secreto, un mercado o una actuación callejera. Cada persona deja su hotel para descubrir una nueva aventura en Madrid y nueve de cada diez veces, esta aventura nos llevará a la Plaza Mayor.

Cita de Emilio Estévez

Sumergirse en la atmósfera local

No hay una forma “universal” de viajar, no hay una guía única que pueda mostrarte cómo vivir y experimentar cada destino turístico existente. Esa es una de las cosas más bellas de viajar. Puedes visitar nuevos y emocionantes lugares y experimentarlos a tu forma. Ello también define los lugares que visitaremos, las fotos que tomaremos, etc.

A pesar de esta unicidad en la forma en que cada persona viaje, hacer una inmersión en la vida local es una forma muy estimulante y fabulosa de conocer un lugar. Hablando de Madrid, la Plaza Mayor es un sitio ideal para hacer este tipo de inmersión local. Imagina despertarte todas las mañanas y ver esta maravillosa plaza, beber tu café escuchando las personas hablar rápidamente con su característico acento español. Mientras planeas una visita, eliges qué sitios visitar, lo que harás, ya estás bien adentro de la experiencia de vivir Madrid. Y lo mejor será ver esta plaza bañada por el sol naciente o el del atardecer: Madrid es reconocida por tener una gran cantidad de días soleados a lo largo del año.

Todo ello suena como una forma perfecta de fundirse con los locales. Despertar en una ciudad fascinante como Madrid y acoplarse al modo de vida local por unos días o semanas es más fácil estando cerca de su centro neurálgico.

Al final, la idea es que planear unas vacaciones es cansado y emocionante a la vez. Incluso si estás emocionado por ver y descubrir nuevos lugares, siempre es bueno tener un buen punto de partida. Y más allá de las dudas sobre el tipo de alojamiento, ubicación, precio, etc., hay que tener en cuenta las facilidades de cada sitio para poder disfrutar a pleno de la ciudad. En Madrid, el sitio que reúne todas las ventajas es sin duda un apartamento cerca de la Plaza Mayor.

Consejos para viajar a Madrid

La mayoría de los turistas que llegan a Madrid por la primera vez no saben qué esperar. Ya han pasado por el largo viaje y han llegado a la ciudad, pero una vez ahí, sus dimensiones y la cantidad de cosas que hay por hacer pueden hacerlos sentir en cierta medida “superados” por la gran variedad de atracciones que ofrece la ciudad. Por ello, si te interesa aprender un par de cosas interesantes sobre cómo funciona esta hermosa ciudad, qué esperar en ella y qué no esperar, sigue leyendo. Estos sencillos tips sobre Madrid seguramente te permitirán disfrutar más de tu visita a la ciudad y, de hecho, prepararte mejor antes de realizar el viaje.

1. Saber qué medios de transporte son los más prácticos

Hay muchas formas de llegar a tu destino cuando te encuentras en Madrid y conocerlas seguramente te hará más práctica tu visita. El metro de Madrid conecta todas las áreas céntricas, además de estar prácticamente codificado por colores para que se te facilite seguir cada línea. Los autobuses públicos también son fáciles de utilizar, pero el metro es más veloz y te permite recorrer rápidamente distancias más largas. Aquí hay algunas opciones usadas comúnmente por los turistas que visitan Madrid:

  • Boleto individual para el metro – cuesta €1.50 para cinco estaciones y €2 para 10 o más. Se puede adquirir en boleterías o en las máquinas especiales ubicadas al frente de cada estación.
  • Boleto individual para el autobús – cuesta €1.50 y se compra directamente con el conductor.
  • Boleto individual combinado – se utiliza para estas dos formas de transporte y permite recorrer Madrid con mayor libertad. Cuesta €3
  • Tarjeta Metrobus – se puede utilizar en metro y autobús. Cuesta €12.20 y se puede usar por 10 viajes.
  • Pase turista – Disponible para su uso por uno, dos, tres, cinco o siete días, este boleto permite un número ilimitado de viajes en metro, autobús y tren. Dependiendo del número de días el costo varía entre €8.40y €70.80

Para más información sobre boletos y precios, se puede revisar lo contenido en el sitio oficial del Metro de Madrid.

consejos-para-viajar-a-madrid

2. Reservar el alojamiento con anticipación para obtener mejores precios

Madrid es un destino turístico muy popular, así que los precios para alojarse en la ciudad durante la temporada alta que abarca de mayo a octubre y las fiestas decembrinas, pueden aumentar. Ello quiere decir que el resto del año es la mejor etapa para encontrar precios más accesibles. Si tu presupuesto de viaje es reducido, pero igualmente quieres disfrutar tu paso por Madrid, debes intentar viajar fuera de temporada. También en ocasiones es más barato reservar con anticipación. Evidentemente no siempre se puede planear todo con mucha anticipación, pero si puedes hacerlo, no lo dudes, es lo mejor que puedes hacer.

3. Alquilar un apartamento en Madrid para disfrutar de una mayor comodidad

Todos sabemos que existen muchísimas opciones de alojamiento en una ciudad como Madrid. Una ciudad cosmopolita, diversa, capital europea que ofrece todo tipo de espacios aptos para todos los turistas y viajeros. Un apartamento en Madrid es, de entre todas estas alternativas, una excelente idea puesto que ofrecen una estancia agradable y placentera. No por ello son más caros, por el contrario, hay apartamentos bastante accesibles en cuanto a precio, por lo que no hay que pensar que hay que sacrificar calidad en nuestra estadía para obtener un precio más barato.

4. Horarios para comer y detalles gastronómicos

A diferencia de otros países en que el desayuno es una comida fuerte, los españoles consideran al almuerzo la comida fuerte del día. Por ello, los desayunos son ligeros y el almuerzo es una comida mucho más sustanciosa. Típicamente el almuerzo se sirve entre la 1 y las 4 de la tarde, un poco más tarde que en otros países. Puesto que el desayuno es muy ligero, no es mala idea tener algo que picar a media mañana. La cena también se sirve tarde, entre las 8 y 9 de la noche.

Otros elementos que es importante conocer sobre la comida en Madrid.

  • La siesta – para los turistas extranjeros la noción de la siesta puede ser extraña o desconocida, pero es bueno saber que implica que los bares y cafés permanecen cerrados entre las 5 y las 8 de la noche. Otros establecimientos comerciales también pueden llegar a cerrar en este horario.
  • Tapas -  este término designa las famosísimas botanas aperitivas servidas con vino en los bares, restaurantes y tabernas madrileñas. Algunas personas que no desean una cena pesada pueden simplemente irse de tapas. Esta opción ofrece una alternativa liviana y muy agradable al paladar.
  • El menú del día – algunos restaurantes ofrecen un “menú del día” en los días laborales al servir el almuerzo, entre la 1 y las 4 de la tarde. Normalmente está escrito en un panel que puede leerse desde afuera del restaurante. Este menú es una opción económica y completa. Normalmente se compone de dos platillos, una entrada o sopa y el platillo principal. También incluye pan, postre e incluso un vaso de vino o cerveza, por lo que representa una excelente alternativa para comer bien. Los precios pueden variar, pero siempre representa la opción más económica y accesible para comer en un restaurante. Es mucho más barato que pedir cada platillo de forma individual.

 

5. No se espera propina

Las propinas no se incluyen en el precio de bebidas y alimentos, pero no son “socialmente” obligatorias. Aun así, si has planeado volver a comer en ese mismo restaurante, no es mala idea dejar una propina.

6. Compra en el supermercado para optimizar tu presupuesto

Puedes comprar muchas cosas en el supermercado, desde pan, queso, postres, frutas y verduras, vino, etcétera. Todo lo que precisas para una buena comida está disponible en el supermercado y es más barato. Como Madrid es una gran ciudad capital, hay supermercados abiertos inclusive en domingo o por las noches, por lo que siempre hay una opción disponible para adquirir lo necesario y preparar nuestra comida en lugar de comer fuera. Al alojarte en un apartamento en Madrid, tendrás una cocina disponible para preparar tus alimentos. Además, si viajas con un presupuesto reducido, esta es una excelente forma de reducir costes. Cocinar en casa siempre es más barato y es un placer.

7. Aprende un poco de español

Para los turistas extranjeros es tranquilizador saber que nadie espera que aprendan español en una sencilla visita a Madrid. Pero se recomienda mucho aprender lo básico. Estas frases pueden ahorrarle al turista no hispanoparlante mucho tiempo y esfuerzo para darse a entender. Además, el español es relativamente fácil de leer, con un sistema fonético sencillo. También hay que recordar que aún con una pronunciación imperfecta, es muy amable intentar hablar el idioma local.

8. Algunos detalles sobre el retorno de impuestos (tax refund)

El impuesto a las compras se denomina IVA en España. Los residentes de fuera de la unión europea pueden pedir un retorno de impuestos si han comprado más de 90 euros en una sola tienda. Para poder solicitar esta exención impositiva, hay que tener la factura que incluya el precio y el impuesto. También es preciso llenar un formulario especial, que se puede depositar posteriormente en sitios específicos en el aeropuerto, por ejemplo. Este retorno será depositado directamente en la tarjeta de crédito utilizada en la compra, aproximadamente 2 meses después de haber iniciado el trámite.

9. Visita los museos cuando son gratuitos

Los museos son uno de los sitios más interesantes para visitar en Madrid. Es imposible ir a este centro urbano sin recorrer uno de sus museos. Por ello es importante saber que todos los museos ofrecen un día en que es gratuita la entrada. Infórmate con anticipación, recorre los sitios web de los museos que más te interesan y revisa qué días ofrecen entrada gratuita. Así podrás disfrutar de sus colecciones sin gastar demasiado.

10. Cambiar dinero en Madrid

La mejor opción es tener de antemano euros al llegar a Madrid. También es posible usar una tarjeta de crédito o extraer dinero en un cajero automático. En este caso, la tasa de cambio es la menor. En un banco o en una casa de cambio, hay mayores tasas al cambiar otras divisas por euros.

11. Se puede beber el agua del grifo

En Madrid, el agua corriente del grifo es completamente segura para beberla. Igualmente puedes comprar agua embotellada, pero no hay gran diferencia (salvo que tomando agua del grifo ahorrarás mucho de tu presupuesto de viaje).

12. Visitas guiadas gratuitas y paisaje urbano

Hay una gran tendencia a visitas guiadas gratuitas en Europa y Madrid no podía ser la excepción. Busca en internet antes de llegar a la ciudad y encontrarás sitios de inicio y horarios para distintas visitas guiadas. También es factible visitar la oficina de turismo y tener un mapa de la ciudad que te permitirá apreciar gratuitamente su paisaje urbano. Al hacer el recorrido de forma individual puedes hacerlo a tu ritmo y con calma, disfrutando hasta el último detalle del hermoso paisaje urbano madrileño.

13. Conducir en Madrid

A pesar de que conducir tu propio auto tiene muchas ventajas, la razón por la que muchos turistas eligen no hacerlo es el precio del estacionamiento en Madrid. Algunos hoteles y apartamentos turísticos en Madrid ofrecen estacionamiento gratuito, pero no es regla general y quizá sea más caro que conveniente, sobre todo porque no habrá estacionamiento gratuito en todos los sitios que querrás visitar en esta ciudad

14. Salud y seguros

Todos los ciudadanos de la Unión Europea tienen descuentos o tarifas gratuitas en los hospitales públicos. Es precisa la Tarjeta Europea de Salud para poder solicitar este tratamiento. También es factible usar un seguro de salud específico para viajeros.

15. Recorrer Madrid a pie

Finalmente, es un tip esencial llevar unos zapatos cómodos para recorrer Madrid a pie. Encontrarás hermosos sitios históricos que muestran la evolución de esta ciudad. Y si has elegido un apartamento en el centro de Madrid, verás que estás en el área neurálgica de la ciudad, ideal para recorrerla con deliciosas caminatas. Este tipo de alojamiento céntrico permite descubrir los sitios imprescindibles de visitar, los mejores restaurantes y bares, todo está cerca y sólo hay que caminar para encontrar los rincones más encantadores de Madrid.