La noche extravagante de Madrid

Madrid es una de las ciudades turísticas más completas que existen, con ofertas para todo tipo de púbico, que satisfacen todo tipo de necesidades, tanto durante el día como la noche. Justamente en el apartado nocturno, la ciudad ofrece las típicas salidas a restaurantes conocidos y discotecas convencionales. Sin embargo, también tiene otro costado, uno más oculto, que ofrece atracciones diferentes en donde predomina el estilo kitsch. Solo hay que saber encontrarlas.

noche-extravag

El estilo kitsch funciona bajo el lema de “más es más”, es decir, lo opuesto al minimalista. Hay un predominio del color y las formas, con elementos llamativos en grandes cantidades. Es un estilo extravagante, que ha formado escuela, con el rosa chicle, verde manzana, rojo y azul cielo como estandartes. Pero no todo se resume en la estética, sino también en la forma de disfrutar. Lo kitsch se goza sin prejuicios, sin inhibiciones. Solo se busca la diversión plena en compañía de otras personas.

Uñas Chung Lee

Unas de las discotecas de moda de mayor nivel de Madrid es Uñas Chung Lee. Este lugar está ubicado en la calle Hilarión Eslava, en el número 38, perteneciente a la zona de Moncloa.  Aquí todo está ambientado en el continente asiático, y sus clientes viven una noche loca casi transportándose a un país oriental. Dentro de sus ofertas, se encuentra un nail spa con maquilla fluorescente y servicio de manicura, espectáculos inspirados en la cultura orientas, más un karaoke coreano y dos reservados de Manicure Experiencie. Son solo algunas de sus atracciones, una vez dentro puede haber más sorpresas. El origen de nombre viene de artista Chung Lee, cuya frase de cabecera es “las mejores uñas son las que se pintan a las tres de la mañana”.

Destellos

Destellos es el nombre de uno de los pubs más kitsch que se puede encontrar en Madrid. Se encuentra en la calle de Galileo, numero 99. La decoración de este sitio ejemplifica de manera perfecta este estilo: heterogénea a mas no poder, con pinturas de bodegones que mezclan todo tipo de elementos, como limones, naranjas, y máscaras teatrales.  En el medo de la pista, se encuentra un caballo dorado. En este lugar suena música pop, con los mejores éxitos españoles. Se puede disfrutar de una cerveza y degustar tapas sabrosas, como boquerones en vinagre, atún con pimientos o chuches y conguitos.  Aquí es muy común encontrarse a muchos artistas, ya que la Sala Galileo se encuentra muy cerca. Luego de presentarse, suelen relajarse y tomar algo en Destellos.

Medias Puri

En el número 1 de la plaza de Tirso de Molina se puede encontrar un local clandestino con capacidad para mil personas, llamado Medias Puri, que está logrando cada vez más popularidad en la noche madrileña. Tres pistas de baile componen el lugar. La primera de ellas es la Sala Central, que brinda espectáculos en vivo y presentaciones de dj’s locales. La segunda es conocida como Sala Negra, con música exclusiva de la década de los ochenta. Finalmente, está la sala Apotheka, la cual es un misterio y solo visitándola se puede conocer lo que hay dentro.

Medias Puri abre los viernes, sábados y en vísperas de fiestas.  Al momento de bailar, se puede encontrar salsa, música techno, rock indie, entre otros estilos. El show de danza está a cargo de Chevi Muraday, quien obtuvo el Premio Nacional de Danza en 2006. Por su parte, del vestuario se ocupa Felype de Lima, ganador del Premio Max 2015 al mejor diseño de vestuario. Dos curiosidades de Medias Puri: la primera es que se pueden comprar medias de todo tipo de colores; la segunda es que la promoción de lugar está a cargo de Lets Go, la misma productora de espectáculos que maneja Uñas Chung Lee.

Mauna Loa

Este local es uno de los históricos en la noche de Madrid, con más de 45 años de antigüedad y por el que han pasado generaciones y generaciones.  Su principal atracción está en sus volcanes hawaianos. Como bien lo indica su nombre, se trata de cocteles con estilo de Hawái, que se sirven en volcanes que echan humo, y son para compartir entre varias personas. También ofrecen otros tragos y algo de comida del mismo estilo. Los sabores a piña y coco abundan en Mauna Loa. Para conocer este lugar de tres plantas con un ambiente tropical, hay que acercarse hasta la plaza de Santa Ana, numero 13.

 

El Hortera

Este restaurante de tres pisos está diseñado para que cada uno sea diferente, con distinta estética, iluminación y colores en su decoración. Ubicado en el número 12 de la calle de la Bolsa, usa ingredientes tan originales como su propio estilo. En el piso superior se encuentra el restaurante más tradicional, con platos elaborados y menús de degustación. Aquellos que deseen pasar un momento más romántico, pueden hacerlo en uno de los reservados disponibles. En el piso central está ambientando en una capilla, que funciono allí durante el siglo XVII. Esta es la zona de tragos y cocteles, aunque también se puede comer, pero son platos más sencillos. El manejo y la preparación de los tragos está a cargo de Carlos López.

Bar Vader

Para llegar a este lugar hay que abandonar el centro de Madrid, ya que se encuentra en la plaza de Estalactitas de Getafe, pero aquellos fanáticos de las series o videojuegos verán recompensado su esfuerzo. La decoración está dedicada únicamente a personajes delos videojuegos más famosos y de las series de televisión más populares.  Aquí se puede tomar un trago mientras se disfruta de una partida de un juego de mesa, o utilizar las máquinas de pinball o dianas electrónicas disponibles. Es muy común encontrarse gente haciendo cosplay, es decir, disfrazados de sus personajes favoritos. Su periodo de apertura es de jueves a domingo, y sus precios son accesibles al bolsillo. A pesar de estar lejos del centro de la ciudad y de apuntar a un público muy específico, este bar esta siempre lleno de clientes dispuestos a disfrutar de una gran noche.