Alquiler vacacional apartamentos Madrid

Hay muchas cosas que hacer en Madrid si decidimos escoger esta ciudad como destino para nuestras vacaciones. Lo difícil no es decidir qué hacer, sino, determinar cuáles de los muchos lugares a visitar vamos a dejar fuera.

Por ello, como en toda actividad que deseemos hacer placentera, debemos realizar una planificación adecuada y determinar cuidadosamente qué cariz que queremos dar a nuestras vacaciones.

Un buen primer paso es seleccionar bien el tipo de hospedaje por el que nos vamos a decantar. Aunque la primera opción que siempre cruza la mente es alquilar una habitación de hotel, quizá es momento de cambiar esas ideas tradicionales, y buscar algo más novedoso. Para hacer una recorrida cómoda, contando con las comodidades de estar en casa, una idea excelente es elegir un alquiler de apartamentos de corta estancia en esta ciudad, y una vez instalados, dedicarnos a recorrer sus calles llenas de belleza e historia, de aprendizajes y de potenciales experiencias placenteras para todos los sentidos.

Recordemos que Madid es la ciudad española más poblada, por lo que en esta ciudad podemos encontrar una rica mezcla de culturas, puesto que además de los madrileños, muchas personas de otras latitudes (dentro y fuera de España), la han converdido en su hogar.

Madrid es una ciudad activa, con una vida nocturna atrapante; es una ciudad en continuo crecimiento, llena de centros de negocios y calles bulliciosas a todas horas.

La mayor parte de las grandes empresas españolas tienen sus cuarteles generales o al menos una importante delegación asentada en Madrid, por lo que la ciudad recibe muchos viajeros que llegan por negocios. Lo anterior no les impide elegir un buen emplazamiento para hospedarse y recorrer, en el tiempo que tengan libre (ya sea de día o en horario nocturno), al menos un poco de lo que la ciudad tiene para ofrecer.

Madrid también puede convertirse, para los viajeros internacionales, en un segundo hogar desde el que vía automovilística o en metro, podrán trasladarse a otros sitios turísticos denteo de España.

Pero no es necesario salir de la ciudad para pasarse un tiempo increíble. En Madrid hay todo tipo de cosas por ver, hacer y disfrutar, cualquiera que sea el área de interés de cada vsitante.

Si hemos elegido sabiamente un lugar donde permanecer durante nuestra estadía en la ciudad, podremos sin duda deleitarnos con lo que ésta tiene para ofrecer. Tiene una enorme oferta cultural (sus prestigiados museos son la cereza de ese pastel), actividades lúdicas, comerciales, una gastronomía rica e innovadora, y corredores de compras que pueden ser visitados en cualquier temporada del año.

Dependiendo de las actividades que tengamos en mente, será positivo que busquemos un buen apartamento de alquiler vacacional que esté cerca de los puntos focales de nuestro interés, para disfrutar de unas vacaciones placenteras sin perder ese toque de privacidad e intimidad que tenemos en casa.

Apartamentos Céntricos en Madrid

madrid

Visitar Madrid, ya sea de vacaciones o por negocios, es una actividad placentera que no puede omitir una estancia, aunque sea breve, su distrito Central. El Centro de Madrid es el área más antigua y tradicional de la ciudad, y representa de forma paradigmática la fusión entre historia y modernidad que distingue a esta capital.

El Centro de Madrid es uno de los cascos históricos más antiguos de toda Europa, pero no por ello carece de las comodidades de una zona cosmopolita, y de los más cómodos sitios de hospedaje y apartamentos céntricos en Madrid.

Una estancia en esta zona, también conocida como “Madrid de los Austrias”, tiene que incluir un recorrido por su Plaza Mayor, una plaza porticada y rectangular que tiene una superficie de más de 12 mil metros cuadrados, a más de estar llena de sitios de interés histórico y cultural, esculturas, pórticos antiguos, y es un lugar fabuloso para observar una puesta de sol en la ciudad. No muy lejos de esta plaza, se encuentra el centro aristocrático de la ciudad, donde se pueden encontrar el Palacio Real, la Plaza de Oriente, el teatro de la Ópera y la Catedral de Almudena.

Si se continua este paseo, se puede llegar a la mundialmente famosa Puerta del Sol, que se encuentra rodeada de una diversa, surtida y variada zona comercial, que será un placer visitar tanto para turistas, como para aquellos que han llegado a Madrid sólo por un viaje de negocios. En esta zona comercial se puede encontrar aún hoy en día una tradicional cafetería-pastelería: La Mallorquina, donde se podrán disfrutar algunos postres deliciosos característicos de la gastronomía local. No está demás mencionar que este eje comercial es uno de los más prestigiados de la capital española.

Pero si lo que nos interesa es un recorrido cultural y no uno de compras, también en esta zona Centro podemos encontrar el llamado Paseo del Arte, donde se hallan tres de los más importantes museos artísticos del mundo: el Museo del Prado, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS), y el Museo Thyssen-Bornemisza.  En el primero de ellos reside una pinacoteca envidiable, con obras de Velázquez, Goya o el Greco. En el segundo, se pueden contemplar incomparables obras, empezando por el Guernica, de Picasso, y finalmente, en el tercer recinto mencionado se pueden admirar obras que recorren desde el gótico al Renacimiento europeos.

Para complementar todo lo anterior, el Centro de Madrid se encuentra adornado con hermosos jardines como el Parque de Retiro, la Casa de Campo y el Parque Juan Carlos I. Por todo lo anterior, no está de más destinar un par de días en nuestra estancia en Madrid a deleitarnos con todo lo que su zona más antigua y céntrica tiene para ofrecer.