Turismo: Las Cuatro Fuentes de Madrid

Madrid, como ya te hemos mencionado aquí en el blog de Apartamentos Mayor Centro, es una ciudad que tiene de todo. Es una ciudad que puedes disfrutar tomando distintos tipos de recorridos, enfoques y puntos de vista.

El pasar tus vacaciones en apartamentos de alquiler en Madrid te da una oportunidad única para conocer sitios impresionantes, bellos, sencillos y adorables.

Uno de estos sitios es sin duda el que los madrileños conocen como “Las cuatro fuentes”. Este grupo de pequeñas fuentes es un broche de oro con el que se cierra el Paseo del Prado, ya decorado por las grandes fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno.

Las podemos encontrar en la parte delantera de la entrada al Jardín Botánico. Retomando la alegoría del “broche de oro”, es interesante destacar que en Madrid a estas fuentes también se les asigna el nombre de “4 de oros”, puesto que si las vieras desde arriba, su ubicación tiene la misma disposición que las monedas en esa carta de la baraja española.

Son simplemente fuentes que sirven para embellecer la entrada del jardín, es decir, no poseen simbologías concretas y están ahí simplemente por motivos estéticos.

Sin embargo, no son una adición reciente a este importante corredor turístico madrileño, pues su diseño original es del año 1781, en que fueron creadas por Ventura Rodríguez. Sus diseños fueron aterrizados por Roberto Michel, Alfonso Giraldo Bergaz y Francisco Gutiérrez, a pesar de que lamentablemente se desconoce cuál fue la fuente realizada por cada uno de ellos.

En la parte inferior de las fuentes se observan cuatro leones, representación alegórica de la monarquía español, y están coronadas con una sirena o un tritón que sostiene o es acompañado por un delfín. Los estilos varían, pero la idea principal, permanece.

Es muy interesante que estos motivos de la mitología griega se hayan convertido en algo tan utilizado en la arquitectura tradicional de Madrid, y que en la actualidad formen parte del imaginario con que muchas personas siguen creando una idea respecto a esta maravillosa ciudad.

Estas cuatro fuentes o “fuentecillas” como cariñosamente se les llama, haciendo referencia a su tamaño pequeño en comparación con otras grandes fuentes madrileñas, han pasado a formar parte de celebraciones madrileñas tradicionales como el Carnaval, la fiesta de San Pedro o la noche de San Juan, con lo que observamos la fusión de la arquitectura y la cultura tradicional con el folklore y las costumbres urbanas.

Como puedes ver, este pequeño detalle del paisaje urbano madrileño es uno más de los tesoros que podrás descubrir cuando te encuentres recorriendo las calles de esta gran ciudad gracias a la buena ubicación de los apartamentos de alquiler en Madrid que habrás elegido como alojamiento para tu estancia en la capital española.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario