Unas cortas vacaciones en Madrid

La mayoría de personas en todo el mundo anticipan el fin de semana con la alegría y la esperanza de obtener un merecido descanso. Tener que levantarse temprano e ir a trabajar a veces puede ser estresante y agotador, por lo que uno está contando los días hasta que el fin de semana está finalmente allí. Aunque pasar un fin de semana en su acogedora casa delante de la televisión, con una gran taza de café o té puede sonar atractivo, siempre podemos ser aventureros y planear un viaje corto. Si salimos el viernes por la noche, tendremos dos días para la aventura que hemos planeado, y estaremos de vuelta en casa la noche del domingo, para prepararnos para otra semana de mucho trabajo por delante. La organización de un viaje a corto plazo puede parecer imposible, ya que hay muchas cosas en que pensar y planificar. Sin embargo, con todo lo necesario a disposición en Internet, podemos planearlo fácilmente y reservar un viaje corto cada vez que tengamos tiempo para viajar. Es por eso que queremos recomendar  esta guía, lo que podría ser un gran recurso de viajes que  ayudará a organizar unas cortas vacaciones en Madrid.

Llegar a la ciudad

Dependiendo de donde estemos, una de las maneras más fáciles para llegar a Madrid es utilizar el transporte aéreo. El aeropuerto de Madrid-Barajas tiene numerosos vuelos disponibles a muchísimos destinos de todo el mundo. Podemos reservar un vuelo a través de un portal online especializado en la venta de billetes de avión, o también a través de la página web de la compañía aérea que hayamos elegido para volar. La página web del aeropuerto de Madrid cuenta también con información útil en términos de cómo llegar a la ciudad desde el aeropuerto, cómo alquilar un coche, etc. En caso de que no hayamos visitado nunca Madrid, esto es muy útil para llegar a la ciudad de la manera más cómoda.

short-holiday-madrid

http://www.aeropuertomadrid-barajas.com/eng/home.html

Encontrar un apartamento en Madrid

Es recomendable reservar un apartamento en Madrid antes de llegar a la ciudad. De esta manera ahorraremos mucho tiempo, que invertiremos en turismo. Por lo tanto, debemos con anticipación reservar un apartamento en Madrid, ya que será perfecto para una estancia corta.

También sería estupendo encontrar un apartamento que se encuentre en el centro de la ciudad. Esto es ideal para estancias cortas, ya que en primer lugar, el centro de la ciudad está muy bien conectado con el aeropuerto, ya que es el centro turístico de la ciudad, por lo que hay autobuses y metro que permiten llegar fácilmente a la ciudad desde el aeropuerto y a la inversa, y en segundo lugar, la mayoría de los monumentos de Madrid se encuentran en la zona centro, por lo que si encontramos un apartamento en el centro de la ciudad, estamos cerca de todos los puntos de interés que deseamos visitar durante nuestra estadía en la ciudad. Con las vacaciones cortas, es necesario el ahorro de tiempo en las actividades innecesarias a fin de disfrutar al máximo de las vacaciones.

Cena tardía o salida nocturna

Con el fin de maximizar el tiempo, llegar a Madrid el viernes por la noche sería perfecto. A pesar de que sería demasiado tarde para hacer turismo, todavía podríamos tener tiempo para explorar la ciudad y cenar en uno de los restaurantes típicos de Madrid. Además, si te gusta salir de fiesta hasta altas horas de la noche, la zona centro de Madrid es perfecta para ello. Un montón de cafés y bares de Madrid están abiertos toda la noche hasta las primeras horas de la mañana, y la zona centro es especialmente famosa por ser la zona de fiesta.

Primer día de turismo

El llegar el viernes por la noche  permite tener todo el sábado para hacer turismo. Obviamente, no se puede visitar absolutamente todo en Madrid en unas vacaciones de fin de semana, así que aquí te proponemos cómo planear un día de turismo con el fin de ver los lugares más importantes de la ciudad de Madrid.

Podemos comenzar en el Paseo del Prado, que es el boulevard principal y la mayor atracción turística de Madrid. Al caminar por la calle, podremos disfrutar de la arquitectura española y de los diferentes estilos que influyeron a arquitectos que crearon algunas de las piezas más famosas de la arquitectura española y el paisaje de Madrid. Los tres museos más conocidos de Madrid, también llamado el Triángulo del Arte, se encuentran en el Paseo del Prado, así que recomendamos visitar al menos uno de ellos. Estos son: el Museo del Prado, con su colección de arte anterior al siglo XX, el Museo Thyssen-Bornemisza con la gran colección que va entre el arte histórico al arte contemporáneo, o el Museo Reina Sofía, con su colección de arte moderno. Esta visita permite abrazar la cultura y el arte de muchas épocas e influencias diferentes de todo el mundo. Dado que todos los museos ofrecen bastante extensas colecciones, el mejor consejo es elegir uno de ellos. Al caminar por el museo que hayamos elegido, podremos disfrutar de algunas de las más famosas obras maestras del arte español, así como algunas obras de arte de fama internacional.

short-holiday-madrid_001

http://www.museoreinasofia.es/en/collection

A medida que avanzamos por el Paseo del Prado, también veremos la Plaza de Cibeles, la Fuente de Neptuno, y la Plaza Murillo. Cada uno de estos lugares es parte importante de la historia de Madrid, así como de la historia de España, ya que eran lugares de gran importancia en el pasado.

Teniendo en cuenta el número de puntos de referencia en este ámbito y su popularidad entre los millones de turistas que llegan de todo el mundo durante el año, no es de extrañar que esta parte de la ciudad se desarrolle en términos de infraestructura para recibir a un gran número de visitantes. Por esto, encontramos gran cantidad de restaurantes y cafés a lo largo del Paseo del Prado o en las calles cercanas, por lo que éste sería un momento perfecto para tomar un descanso y comer algo. Podemos disfrutar de una paella española, unas patatas bravas, un cocido madrileño u otros platos típicos españoles, y sobretodo probar los postres, como chocolate con churros.

La siguiente parada del día puede ser el Parque del Retiro de Madrid. Este parque es el más grande de Madrid, ya que es considerado como un gran oasis en la ciudad, de ahí el nombre, el Parque del Buen Retiro. Además de ser un maravilloso refugio en el corazón de una ciudad ocupada, el Parque del Retiro tiene gran importancia histórica, por lo que explorando el parque, aprenderemos acerca de la historia española, la vida de la aristocracia española y la arquitectura de varios siglos. El Palacio de Velázquez, un gran edificio de estilo neoclásico con el interior decorado con ladrillos y tejas rojas, cubiertas con bóvedas de hierro y vidrio, y el Palacio de Cristal, son dos de los edificios más importantes del parque, ambos construidos en la segunda mitad del siglo XIX. Hoy en día, sirven como salas de exposiciones.

short-holiday-madrid_002

https://en.wikipedia.org/wiki/File:Parque_del_Buen_Retiro_PalacioCristal03.jpg

Una gran cantidad de pequeñas plazas, monumentos, fuentes y jardines se encuentran dispersos por todo el parque, por lo que el paseo por el Parque del Retiro de Madrid es una experiencia increíble para cualquiera que visite Madrid. Además, hay dos lagos en el parque, y se puede hacer un paseo en barco por el lago mientras se disfruta de la puesta de sol para terminar este primer día.

Segundo día de turismo

El corto viaje llega lentamente a su fin, pero todavía se puede visitar el centro en caso de que se haya eligido un vuelo por la tarde o por la noche.

La Plaza Mayor debe ser la primera visita para el segundo día. Esta plaza sorprendente ha sido el punto central de acontecimientos históricos en el pasado, y sigue siendo el lugar donde se celebran grandes eventos de la ciudad, tales como la celebración de San Isidro, patrón de Madrid. La plaza está  rodeada por edificios de viviendas de cuatro pisos, la mayoría de las cuales tienen la fachada de color rojo con balcones adornados con flores de colores. La Plaza Mayor es un lugar perfecto para disfrutar del café de la mañana en una de las cafeterías que hay alrededor de la plaza, que es especialmente agradable si el clima es soleado y cálido.

 short-holiday-madrid_003

http://www.lonelyplanet.com/spain/madrid/sights/squares-plazas/plaza-mayor

Se debe continuar la caminata y llegar a otro edificio importante en el barrio, que es uno de los símbolos reconocibles de la historia española: el Palacio Real de Madrid. Este palacio es la residencia oficial de la Familia Real española, pero el propósito principal del edificio es el de ser la sede de las ceremonias oficiales. Lo notable de este edificio es el hecho de que es el palacio que tiene la superficie más grande de Europa. Ocupa unos impresionantes 135.000 m2 y tiene unas 3.500 habitaciones. Se puede visitar por dentro, pero también admirar de lejos y tomar fotos del impresionante diseño exterior, ya que se trata de un hito que vale la pena visitar.

 short-holiday-madrid_004

https://en.wikipedia.org/wiki/File:Madrid_May_2014-35a.jpg

También recomendamos visitar la Plaza de Oriente, situada frente al Palacio Real de Madrid. La Plaza de Oriente es una plaza rectangular en el centro histórico de Madrid, con jardines y una colección de esculturas sorprendentes.

Hay que mencionar también una alternativa, para todos los viajeros a los que les gusta ir de compras durante sus vacaciones. Después de visitar la Plaza Mayor, en realidad se puede ir a la cercana Puerta del Sol, uno de los lugares más concurridos de Madrid. Además de la importancia histórica de esta plaza, éste es también un lugar muy adecuado para realizar unas compras.

El área alrededor de la plaza es una famosa zona comercial, con un montón de tiendas de diseño, tiendas de souvenirs y los más famosos grandes almacenes en España, El Corte Inglés, que se encuentra en los alrededores. Para ir de compras, este es el lugar donde hay que ir durante el segundo día de turismo por Madrid. Además, hay un montón de cafeterías y restaurantes en esta área que permiten elegir un lugar donde una vez más sabremos por qué la cocina española es conocida internacionalmente.

Después de hacer turismo o ir de compras, podemos regresar al apartamento en Madrid a recoger las maletas y emprender el viaje de vuelta. Después de haber experimentado la alegría de viajar y explorar diferentes paisajes, cultura y gastronomía, tendremos más ganas de hacer las tareas diarias y disfrutar de estar de vuelta a la rutina. Estos periodos de vacaciones cortas son necesarios de vez en cuando para distanciarnos de las tareas que hacen la vida monótona. Viajar permite disfrutar y recargar las pilas.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario